Dos muertos y decenas de desaparecidos por el derrumbe de un edificio en China

El edificio comercial de la ciudad de Changsha, en la provincia de Hunan, que tenía departamentos, un hotel y un cine, colapsó el pasado viernes. Se conoce de al menos 14 personas atrapadas en los escombros y no ha habido contacto con otras 39.


Al menos dos personas murieron en el derrumbe de un edificio en el centro de China, informó este martes la agencia oficial de noticias Xinhua, tras cuatro días de operaciones de rescate que buscan a decenas de personas que permanecen desaparecidas.


"Nueve personas han sido extraídas y dos han muerto", dijo Xinhua, citando a funcionarios oficiales, sin precisar si los fallecidos estaban entre las personas que los rescatistas sacaron de los escombros.


El edificio comercial de la ciudad de Changsha, en la provincia de Hunan, que tenía apartamentos, un hotel y un cine, colapsó el pasado viernes desatando un gigantesco operativo de rescate con cientos de socorristas.


Los equipos lograron sacar más temprano a una mujer con vida, en lo que la prensa estatal calificó como un "milagro".


La televisión estatal CCTV mostró imágenes de una persona envuelta en un cobertor a rayas sacada en camilla, la novena que se extrajo de los escombros en cuatro días, informó la agencia de noticias AFP.





"Esperando más milagros", escribió CCTV en su página oficial de redes sociales.


En tanto , el Diario del Pueblo, del Partido Comunista, informó que la mujer estaba consciente y podía hablar con los rescatistas por un agujero antes de ser sacada, y que "sus signos vitales eran estables".


La operación de rescate continuaba hoy en el sitio del desastre, que dejó un enorme agujero en un denso paisaje urbano.


El fin de semana, la prensa estatal mostró a los bomberos apoyados por maquinaria pesada cuando intentaban cortar la maraña de metal y concreto.



Se informó que son al menos 14 las personas atrapadas en los escombros y no se estableció contacto con otras 39.


Nueve personas, incluyendo el dueño del edificio y un equipo de inspectores de seguridad, fueron detenidos por su vinculación con el accidente, según la policía de Changsha.


Las autoridades aseguraron que los evaluadores falsificaron una auditoría de la seguridad del edificio.


El presidente chino, Xi Jinping, ordenó una investigación a fondo de las causas del colapso, según la prensa estatal.