Clausuraron un sauna en Madrid por posible foco de contagio de la viruela del mono

La transmisión podría verse impulsada por el hecho de que "los casos que se están detectando actualmente se dan entre personas que mantienen relaciones sexuales" y muchas no reconocen los síntomas, aseguró una fuente sanitaria.

Un sauna fue clausurado en la ciudad española de Madrid al ser considerado como lugar de contagio de los casos de viruela del mono encontrados en esa comuna, en donde el número oficial llega a siete, aunque autoridades locales de sanidad aseguran que son 21 los confirmados y 19 los sospechosos


"Con la llegada de la temporada de verano (...) con reuniones masivas, festivales y fiestas, me preocupa que la transmisión pueda acelerarse", dijo el director regional para Europa de la OMS, Hans Kluge.


El virus, que provoca unas erupciones cutáneas en varias partes del cuerpo y que generalmente se cura espontáneamente, se identificó por primera vez en humanos en la República Democrática del Congo en 1970.


Estos últimos días se detectaron casos en varios países de Europa, en Estados Unidos, Canadá y Australia, según Kluge, quien describe la propagación como "atípica".


Según el responsable sanitario, la transmisión podría verse impulsada por el hecho de que "los casos que se están detectando actualmente se dan entre personas que mantienen relaciones sexuales", y muchas no reconocen los síntomas.


La mayoría de los casos registrados en los últimos días "se dieron en hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres y han buscado tratamiento en clínicas de salud sexual", dijo Kluge.


"Esto sugiere que la transmisión puede haber haber empezado hace algún tiempo", añadió Kluge, citado por la agencia de noticias AFP.


Según la asesora médica en jefe de la agencia británica de seguridad sanitaria en el Reino Unido, Susan Hopkins, "este aumento continuará en los próximos días y se identificarán más casos en la comunidad en general".


En particular, instó a los hombres homosexuales y bisexuales a estar atentos a los síntomas, afirmando que una "proporción notable" de los casos en el Reino Unido y Europa proceden de este grupo.


La infección de los casos iniciales se debe al contacto directo con sangre, fluidos corporales, lesiones cutáneas o mucosas de animales infectados. Según la OMS, los síntomas duran entre 14 y 21 días.


El martes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que quería esclarecer, con la ayuda del Reino Unido, los casos detectados desde principios de mayo, especialmente en la comunidad homosexual.


La declaración de Kluge se produce después de que Francia, Bélgica y Alemania anunciaran sus primeros casos.


Italia también registró tres casos de personas infectadas hasta ahora, según dijeron hoy las autoridades sanitarias.


La enfermedad fue identificada el jueves por primera vez en un joven que había regresado recientemente de las islas Canarias (España) y en otras dos personas este viernes, indicó el Instituto de Enfermedades Infecciosas del Hospital Spallanzani de Roma.