Bernal: lo tenían amenazado por haber robado una bicicleta y simuló su muerte con salsa de tomate

Confesó que tramó su falsa muerte debido a que temía ir preso o que lo atacaran los sujetos que lo habían ido a buscar a su trabajo en venganza por el hurto.


Un hombre de 37 años decidió simular su muerte en Bernal Oeste para despistar a un grupo de delincuentes, que serían ex cómplices suyos y que lo tendrían amenazado debido a supuestas cuentas pendientes.



Le pidió ayuda a su hermano que lo ensució con salsa de tomate en la cara y el pecho. Luego le tomó fotografías que subió a redes sociales que titulaba: "Le dieron su merecido", "ahí lo tienen al malandra” o “ahora vayan a buscarlo”.


Así pretendió despistar a quienes lo tenían amenazado, haciéndoles creer que lo habían matado.


Sin embargo, no le avisó de su plan a sus hijas y una de ellas al ver las imágenes acudió a la Comisaría Séptima de Quilmes para hacer la denuncia y pedir que encuentren su cuerpo.



Las investigaciones del gabinete al mando de la subcomisario Cristina Romero averiguaron que un grupo de vecinos lo había ido a buscar acusándolo por el robo de una bicicleta.


En conjunto con la Fiscalía Nº 5 y la DDI Quilmes avanzaron en las pesquisas con la apertura de antenas celulares y recabando imágenes de cámaras de seguridad. Así llegaron hasta un comedor comunitario ubicado en inmediaciones del cruce de las calles Pilcomayo y 163 bis.


En un allanamiento conjunto con los gabinetes operativos de las Seccionales Sexta y Octava, lo encontraron allí vivo y con lesiones en el rostro.


Según refirió a las autoridades, tramó su falsa muerte debido a que temía ir preso o que lo atacaran los sujetos que lo habían ido a buscar a su trabajo. Preventivamente quedó detenido, en tanto que avanza el caso para esclarecerlo y dar con los presuntos delincuentes que lo amenazaban.