Un policía de la Ciudad que manejaba un Uber mató a un delincuente e hirió a otro en Lanús

Se investiga el presunto asalto al uniformado que se desempeña en el barrio porteño de La Boca.


Un efectivo de la Policía de la Ciudad que estaba franco de servicio y manejaba un auto particular como Uber mató a un presunto ladrón e hirió a un cómplice de 16 años cuando quisieron asaltarlo haciéndose pasar por pasajeros en la localidad bonaerense de Lanús Este, informaron hoy fuentes policiales.


El hecho ocurrió a las 22.45 de anoche en 9 de Julio y Suipacha de la mencionada localidad del sur conurbano, donde un oficial que trabaja en la comisaría vecinal 4C del barrio porteño de La Boca pero estaba de franco, realizaba con un automóvil Honda Fit un servicio de la plataforma de viajes Uber.


Según las fuentes, allí dos jóvenes que habían abordado el vehículo como supuestos pasajeros, lo asaltaron y uno de ellos extrajo un arma de fuego, lo apuntó y le exigió la entrega de dinero.


El chofer se dio a conocer como policía, dio la voz de alto, extrajo su pistola calibre 9 milímetros reglamentaria y efectuó una serie de disparos.


En el asiento trasero del vehículo quedó fallecido un joven cuya edad e identidad aún no había trascendido, mientras que el cómplice, de 16 años, sufrió una herida de bala que algunas fuentes señalaban fue en la espalda y otras en un brazo, pero estaba fuera de peligro y fue trasladado a un hospital, donde se encuentra detenido con custodia policial.


Dentro del automóvil se secuestró un revólver calibre 32 que, según el relato del policía, fue el arma que usó uno de los asaltantes para intimidarlo.


En el lugar se hizo presente personal de la comisaría 2da. de Lanús, con jurisdicción en la zona, y el titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) del Fuero Penal Juvenil 5 de Lomas de Zamora, Enrique Lázzari.


Como todo indica que actuó en legítima defensa, el fiscal no adoptó ningún temperamento con el policía salvo notificarle la formación de la causa, mientras que también ordenó el secuestro de las armas para peritajes, y la restitución del rodado.


Al lugar también arribó para asistir al policía, personal de Desempeño Profesional, Asesoría Legal y Cuerpo de Psicólogos de la Policía de la Ciudad.