top of page

Un muerto, heridos y miles de usuarios sin luz por el temporal que azotó al centro del país

Un muerto, heridos y autos destrozados en San Luis; caídas de árboles y cortes del servicio eléctrico en Mendoza y San Juan; y demoras y desvíos en los aeropuertos de Ezeiza y Aeroparque fueron consecuencias del temporal que azotó la región central del país, mientras persisten alertas meteorológicas por tormentas intensas para ocho provincias, que se elevan a nivel naranja en Córdoba y Santa Fe.


El temporal que se abatió desde anoche impactó especialmente sobre la ciudad de Villa Mercedes, a 100 kilómetros de la ciudad de San Luis, donde causó la muerte de un hombre de 70 años por una insuficiencia cardíaca en el predio donde se desarrollaba la 34° Fiesta Nacional de la Calle Angosta, informó el gobierno provincial.


Además, varias personas resultaron heridas y numerosos automóviles tuvieron serios daños como consecuencia de las lluvias con caída de granizo que tenía el tamaño de una pelota de ping pong.


Los golpes, cortes en cabeza y manos, desmayos, rotura de vidrios y abolladuras de carrocería fueron el saldo de la tormenta que afectó al 80 por ciento de los vehículos y personas reunidas en torno a una de las fiestas más importantes de la provincia.


"El temporal ha azotado a la ciudad por completo, parece una zona de guerra por cómo ha quedado. Pareciera que los edificios públicos han recibido un bombardeo", aseguró el secretario de Gobierno de Villa Mercedes, Germán Sepúlveda, en declaraciones a canales televisivos.


Las fuertes tormentas también se sintieron con intensidad anoche en diversas localidades del oeste de Mendoza, donde generaron la caída de árboles, cortes del servicio eléctrico y daños en los techos de numerosas viviendas.


En San Martin, Maipú, Luján de Cuyo, Rivadavia y Guaymallén se registraron en total "30 novedades, entre caída de árboles y filtraciones en techo", indicaron desde Defensa Civil provincial.


En la misma región de Cuyo, San Juan fue otra de las provincias afectadas y allí unas 17.593 familias se quedaron sin luz tras la lluvia, según un informe del Ente Provincial Regulador de Electricidad (EPRE).


A su vez, dos camionetas quedaron enterradas en las calles de barrios del departamento de Rawson producto de las fuertes lluvias que azotaron la provincia en la madrugada.


En tanto, en las primeras horas de este viernes se desarrollaron tormentas intensas en la región central del país acompañadas por lluvias abundantes, ráfagas muy intensas, caída de granizo en forma local y fuerte actividad eléctrica, según indicó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).


En el último reporte de las 13:40, el organismo actualizó las alertas naranjas por tormentas fuertes y severas para el norte de la provincia de Córdoba y el centro de Santa Fe, lo que implica "fenómenos meteorológicos peligrosos para la sociedad, la vida, los bienes y el medio ambiente".


Por el nivel naranja se recomienda permanecer en construcciones cerradas como casas, escuelas o edificios; mantenerse lejos de artefactos eléctricos; evitar el uso de teléfonos con cable; evitar circular por calles inundadas; y cortar el suministro eléctrico si hay riesgo de que el agua ingrese en la casa.


En tanto, rige una alerta amarilla por tormentas de menor intensidad para gran parte de la provincia de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba, todo el territorio de Santiago del Estero y Tucumán, el centro de Salta, el centro y sur de Catamarca, y el este de La Rioja.


Esta mañana también se vieron afectados los servicios aéreos en el aeropuerto internacional de Ezeiza y en el Aeroparque Jorge Newbery por la fuerte tormenta que se abatió sobre gran parte de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, informaron a Télam fuentes aeroportuarias.


Si bien la afectación no fue significativa, al menos tres vuelos debieron ser desviados por la intensidad de la tormenta y otros tantos sufrieron demoras de entre una hora y una hora y media en las partidas, aunque ya a media mañana se normalizó la situación.


En tanto, en la provincia de Buenos Aires, la municipalidad de La Plata elevó a "amarillo" el Nivel de Atención del Riesgo por tormentas fuertes y lluvias de variada intensidad, algunas con ráfagas de viento y chaparrones intensos de corta duración, por lo que dispuso de tareas de prevención y el monitoreo de las condiciones climáticas.


Frente a este pronóstico, se recomendó a la ciudadanía limpiar y revisar las canalizaciones y desagües, evitar circular por la vía pública y permanecer en un lugar seguro durante el temporal.


Durante la mañana, las tormentas continuaron su avance en las provincias centrales, mientras que en la ciudad de Buenos las precipitaciones disminuyeron su intensidad, indicó el SMN y agregó que en las próximas horas los fenómenos pueden afectar más al centro del Litoral y al Noroeste argentino.


Algunas de las ciudades del país con valores de máximos de precipitación acumulada hasta las 9 fueron Laboulaye con 65 milímetros; Villa Reynolds con 63; Nueve de Julio con 38; Venado Tuerto con 35; San Juan con 34; Río Cuarto con 32; Las Flores con 29 y la Ciudad de Buenos Aires con 26, según publicó el SMN.


Las tormentas registradas hoy constituyen la lluvia más regionalizada desde inicio de primavera, cubriendo la totalidad de la zona núcleo agrícola del país, según informó el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).


Para los próximos días se espera que las lluvias continúen su curso y el INTA prevé que sigan las probabilidades de eventos en la zona núcleo. (Télam)

Comments


bottom of page