top of page

Sánchez pidió cumplir el derecho humanitario en Gaza e Israel dijo que es un "escándalo"

El presidente de España insistió este jueves en la necesidad de que los países europeos que aún no reconocen a Palestina como Estado den ese paso y pidió a Israel "sostener sus acciones en base al derecho internacional humanitario."

Télam


El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, insistió este jueves en la necesidad de que los países europeos que aún no reconocen a Palestina como Estado den ese paso por una "convicción moral" ante la situación actual en Gaza y pidió a Israel "sostener sus acciones en base al derecho internacional humanitario", en comentarios que fueron calificados de "escandalosos" por el Ejecutivo israelí, que citó a la embajadora española.


En una entrevista en la televisión española, Sánchez sostuvo que la solución al conflicto en Medio Oriente pasa por el reconocimiento del Estado palestino, dado que Israel ya está reconocido en general por la comunidad internacional.


Unos 140 países de todo el mundo, incluida Argentina, reconocen el Estado palestino, pero dentro de la Unión Europea (UE) solo nueve de los 27 Estados miembro lo hacen: en la mayoría de los casos fue antes de entrar en el bloque, con la salvedad de Suecia, que dio el paso de forma unilateral en 2014.


En ese sentido, Sánchez remarcó sus declaraciones de la semana pasada, cuando visitó junto al primer ministro belga, Alexander de Croo, el paso fronterizo entre la Franja de Gaza y Egipto en el primer día de la tregua humanitaria entre Israel y el movimiento islamista palestino Hamas.


Allí dijo que era "el momento de que la comunidad internacional y especialmente la UE tomen una decisión sobre el reconocimiento del Estado palestino", aunque no descartó la decisión unilateral.


En la entrevista, Sánchez recordó una resolución de 2014 del Parlamento Europeo en la que conminaba a los Estados miembro a reconocer al Estado palestino, al tiempo que desdeñó las críticas de que su Gobierno es el más propalestino de toda la UE al decir que se trata de un "análisis incorrecto".


"Está en el interés de Europa abordar esta cuestión", sostuvo. "Primero, por una convicción moral, porque no es aceptable lo que estamos viendo en Gaza" y lo que se vaya a hacer una vez "acabe esta espiral de violencia", manifestó.


También añadió como argumento que la UE tiene interés en "estabilizar una región que, en caso de que no se logre la paz", podría ver un conflicto que se extiende a otros países como Líbano, Egipto o Jordania.


"¿De verdad Europa se puede permitir tener dos frentes de guerra abiertos, uno en Ucrania y otro en Oriente Medio?", cuestionó el socialista.


En ese sentido, sostuvo que lo que debe imperar es la política, la vía diplomática, y que eso es lo que propone el Gobierno de España, informó la agencia de noticias Europa Press.

Sánchez lamentó que el opositor Partido Popular (PP) no apoye esta cuestión, "que es de humanidad".


"Yo no pido que esté con el Gobierno de España, pero al menos que esté con los derechos humanos", acotó.


En cuanto al choque diplomático que se desató con Israel por sus declaraciones, Sánchez aseguró que la relación entre ambos países es "correcta".


"Los países amigos también tenemos que decirnos las cosas", agregó, y aseguró que el ataque de Hamas en territorio israelí del 7 de octubre fue "absolutamente deleznable y execrable".


"Cuenta con nuestra condena y nuestra repulsa", sentenció, mientras que reclamó la liberación "sin ningún tipo de condiciones y de manera inmediata" de los rehenes que aún están en manos de Hamas, pero añadió que "con la misma convicción" hay que decirle a Israel que su respuesta tiene que sustentarse en el derecho internacional humanitario.


"Con las imágenes que estamos viendo y el número creciente, sobre todo de niños y niñas que están muriendo, tengo francas dudas de que estén cumpliendo", apuntó.


En respuesta a esas declaraciones, Israel llamó a consultas a su embajadora en Madrid, Rodica Radian-Gordon, dijo el ministro de Exteriores israelí, Eli Cohen.


"Tras las escandalosas palabras del presidente del Gobierno de España, que repite acusaciones infundadas, decidí llamar a la embajadora de Israel en España para que volviera a consultas en Jerusalén", escribió Cohen en su cuenta de la red social X.

Comentarios


bottom of page