top of page

Orbán visitó Moscú, se reunió con Putin e instó a una solución diplomática de la crisis de Ucrania

El primer ministro de Hungría protagonizó una visita no anunciada por las partes

Orbán visitó Moscú y se reunió con Putin. Foto: Sputnik/Grigory Sysoyev/Pool vía Reuters


El primer ministro de Hungría, Víktor Orbán, instó este viernes a a una solución diplomática de la crisis de Ucrania, después de reunirse en Moscú con el presidente de Rusia, Vladimir Putin.


"Siempre hemos estado y seguimos estando abiertos a discutir un acuerdo político y diplomático. Sin embargo, en el bando contrario se habla de una falta de voluntad para resolver los problemas de esta manera", le respondió Putin. Enseguida, el mandatario Ruso denunció: "Los patrocinadores de Ucrania siguen utilizando a este país como ariete y víctima en su enfrentamiento con Rusia".


"El régimen de Kiev no permite pensar en el cese de las hostilidades porque en ese caso desaparecería el pretexto para prorrogar la ley marcial", explicó Putin. Y reflexionó: "Al fin y al cabo, si hay que levantar la ley marcial, habrá que celebrar elecciones. Las posibilidades de victoria de Volodímir Zelenski, que ha perdido popularidad y legitimidad, son casi nulas", analizó.


Putin también recordó la iniciativa de paz planteada por Moscú, que, según él, podría poner fin a los combates: prevé una retirada completa de las tropas de los nuevos territorios rusos. En este sentido, Putin reiteró que apoya un final "completo y definitivo" del conflicto.


"Hay otras condiciones, pero todo esto es objeto de un examen bastante detallado en el curso de un posible trabajo conjunto", aseveró. El líder ruso explicó que se opone a una pausa temporal en las hostilidades, porque podría ser utilizada por el enemigo para prepararse y rearmarse.


"Llevamos dos años y medio viviendo en Europa a la sombra de la guerra. Esto está causando enormes dificultades en Europa. No podemos sentirnos seguros", explicó a su turno Orbán. Luego explicó que "las posturas de las autoridades rusas y de Kiev están muy alejadas entre sí, y queda mucho por hacer para acercar la paz", añadiendo que tras esta visita proseguirá con sus esfuerzos en busca de un acuerdo.


Tras llegar a Rusia en una visita no anunciada con antelación por parte de ninguno de los dos países, el primer ministro escribió en su cuenta de X: "La misión de paz continúa. Segunda parada: Moscú". En una entrevista con medios locales concedida esta jornada, Orbán destacó que "no se puede alcanzar la paz desde un cómodo sillón en Bruselas".


"Aunque la Presidencia rotatoria de la Unión Europea no tenga mandato para negociar en nombre de la UE, no podemos sentarnos a esperar que [el conflicto] termine milagrosamente. Seremos un instrumento importante para dar los primeros pasos hacia la paz", afirmó.


Previamente esta semana, Orbán visitó Ucrania y mantuvo una reunión con el líder del régimen de Kiev, Zelenski, todo según el sitio Actualidad RT.

コメント


bottom of page