top of page

Nueva Zelanda confiscó las cajas negras del Boeing de LATAM Airlines accidentado

La aerolínea y los pasajeros a bordo del vuelo Sídney-Auckland dijeron el lunes que el avión, con 263 pasajeros y nueve miembros de la tripulación a bordo, experimentó un brusco descenso en el aire.

Un pasajero muestra sus heridas tras un incidente en el avión. (Imagen obtenida de las redes sociales. Brian Adam Jokat/vía REUTERS) / NA


La Comisión de Investigación de Accidentes de Transporte de Nueva Zelanda dijo este martes que iba a confiscar la grabadora de voz de cabina y la grabadora de datos de vuelo de un Boeing 787 de LATAM Airlines tras un incidente que dejó más de 50 heridos.


La Comisión de Investigación de Accidentes de Transporte de Nueva Zelanda dijo este martes que iba a confiscar la grabadora de voz de cabina y la grabadora de datos de vuelo de un Boeing 787 de LATAM Airlines tras un incidente que dejó más de 50 heridos.


La aerolínea y los pasajeros a bordo del vuelo Sídney-Auckland dijeron el lunes que el avión, con 263 pasajeros y nueve miembros de la tripulación a bordo, experimentó un brusco descenso en el aire.


Brian Adam Jokat, ciudadano canadiense residente en el Reino Unido que viajaba en el avión, dijo este martes: "Cuando me desperté, la persona que estaba a dos asientos del mío, con un hueco entre los dos, estaba en el techo y pensé: 'Estoy soñando'".


Las fotos tomadas por Jokat tras el siniestro mostraban los daños sufridos en el techo del avión, donde, según dijo, se habían golpeado otros pasajeros.


El investigador de accidentes neozelandés dijo que las autoridades chilenas le habían confirmado que habían abierto una investigación sobre el vuelo, y que estaba colaborando en sus pesquisas.


Un portavoz de TAIC declaró que, dado que el incidente se había producido en espacio aéreo internacional, correspondía a la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) chilena abrir una investigación. LATAM tiene su base en Chile y el vuelo debía continuar hacia Santiago tras hacer escala en Auckland.


"TAIC está en proceso de reunir pruebas relevantes para la investigación, incluida la incautación de las grabadoras de voz y datos de vuelo de la cabina", dijo la agencia neozelandesa, en referencia a las llamadas "cajas negras" que proporcionarán más información sobre la trayectoria del vuelo y las comunicaciones entre los pilotos. La DGAC dijo en un comunicado que estaba trabajando con el TAIC en la investigación.


LATAM no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios sobre si había entregado las cajas negras al TAIC. La aerolínea dijo anteriormente el martes que ayudaría a las autoridades pertinentes en cualquier investigación sobre la "fuerte sacudida" durante el vuelo.


La causa del aparente cambio repentino de trayectoria del vuelo no tiene explicación por el momento. Los expertos en seguridad afirman que la mayoría de los accidentes aéreos se deben a un cóctel de factores que deben investigarse a fondo.


La Autoridad de Aviación Civil de Nueva Zelanda afirmó en un comunicado que también colaboraría en la investigación si fuera necesario.


Se reavivó el debate sobre la duración de las grabaciones de cabina en la industria de la aviación desde que se reveló que los datos de la grabadora de voz del Boeing 737 MAX 9 de Alaska Airlines que perdió un panel en pleno vuelo en enero estaban sobrescritos.


Brian Adam Jokat, ciudadano canadiense residente en el Reino Unido que viajaba en el avión, dijo este martes: "Cuando me desperté, la persona que estaba a dos asientos del mío, con un hueco entre los dos, estaba en el techo y pensé: 'Estoy soñando'".


Las fotos tomadas por Jokat tras el siniestro mostraban los daños sufridos en el techo del avión, donde, según dijo, se habían golpeado otros pasajeros.


El investigador de accidentes neozelandés dijo que las autoridades chilenas le habían confirmado que habían abierto una investigación sobre el vuelo, y que estaba colaborando en sus pesquisas.


Un portavoz de TAIC declaró que, dado que el incidente se había producido en espacio aéreo internacional, correspondía a la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) chilena abrir una investigación. LATAM tiene su base en Chile y el vuelo debía continuar hacia Santiago tras hacer escala en Auckland.


"TAIC está en proceso de reunir pruebas relevantes para la investigación, incluida la incautación de las grabadoras de voz y datos de vuelo de la cabina", dijo la agencia neozelandesa, en referencia a las llamadas "cajas negras" que proporcionarán más información sobre la trayectoria del vuelo y las comunicaciones entre los pilotos. La DGAC dijo en un comunicado que estaba trabajando con el TAIC en la investigación.


LATAM no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios sobre si había entregado las cajas negras al TAIC. La aerolínea dijo anteriormente el martes que ayudaría a las autoridades pertinentes en cualquier investigación sobre la "fuerte sacudida" durante el vuelo.


La causa del aparente cambio repentino de trayectoria del vuelo no tiene explicación por el momento. Los expertos en seguridad afirman que la mayoría de los accidentes aéreos se deben a un cóctel de factores que deben investigarse a fondo.


La Autoridad de Aviación Civil de Nueva Zelanda afirmó en un comunicado que también colaboraría en la investigación si fuera necesario.


Se reavivó el debate sobre la duración de las grabaciones de cabina en la industria de la aviación desde que se reveló que los datos de la grabadora de voz del Boeing 737 MAX 9 de Alaska Airlines que perdió un panel en pleno vuelo en enero estaban sobrescritos.


Comments


bottom of page