top of page

Mató a tiros a su amigo en pleno boliche, se escapó y lograron detenerlo luego de seis meses

Mató a tiros a su amigo en un boliche y estuvo sesis meses prófugo. Ahora la policía lo encontró en el barrio de Liniers.

la100radios


Emanuel Oliver Jonathan Villasante Cuellar, un joven de 25 años con un historial delictivo marcado por robos y lesiones, fue aprehendido recientemente por detectives de élite de la División Homicidios de la Policía Federal Argentina (PFA) por haber matado a tiros a un amigo en plena pista de baile de un boliche en Flores.


La investigación revela que el crimen, ocurrido en la discoteca Ritmo Latino de la avenida Rivadavia, estuvo motivado por un deseo de venganza por parte del acusado, quien logró permanecer prófugo de la Justicia durante más de seis meses, luego de haber asesinado de varios tiros a un amigo.


La madrugada del fatídico incidente, Luis Miguel Vega Rodríguez se encontraba en la mencionada discoteca en compañía de amigos y familiares.


En medio de una pelea con otro grupo, donde se encontraba Villasante Cuellar, este último tomó un arma y disparó, impactando fatalmente a la víctima, que cayó muerta en la pista del boliche luego de recibir múltiples tiros en su cuerpo. El homicida huyó rápidamente del lugar a bordo de un Chevrolet Onix.


En las primeras etapas de la investigación, el apodo “Pato” y el testimonio de empleados del local permitieron identificar al agresor, quien ya había sido expulsado en varias ocasiones por su comportamiento violento. Sorprendentemente, se descubrió que el imputado y la víctima mantenían una relación de amistad previa, y las circunstancias que llevaron al acusado a sacar un arma de fuego aún son desconocidas.


Las cámaras de seguridad captaron al asesino escapando en el auto y revelaron tatuajes distintivos en su antebrazo derecho, uno del Gauchito Gil y otro de San la Muerte, que sirvieron como pistas cruciales en su posterior detención.


Después de meses sin noticias sobre su paradero, el Juzgado Criminal y Correccional Nº46 ordenó la detención de Villasante Cuellar, a cargo de la Fiscalía Especializada en Investigación Criminal Compleja, dirigida por José María Campagnoli. La Policía Federal asumió la investigación, identificando la casa en Liniers donde se escondía el sospechoso.


Tras una discreta vigilancia, los detectives lo capturaron en plena vía pública, sobre la calle Ramón Falcón al 6600, confirmando su identidad como el autor del asesinato de Luis Miguel.


Con antecedentes por diversos delitos, ahora enfrenta la imputación por homicidio simple, sumándose a su historial criminal.

Commentaires


bottom of page