La mujer que fue violada en Puerto Deseado llegó a Salta para velar a su hijo asesinado

La conmoción no desaparece entre vecinos y allegados a la familia. Fue recibida por el gobernador Gustavo Sáenz. Los restos del menor serán velados en la ciudad salteña de Rosario de la Frontera.


La mujer violada en Puerto Deseado llegó a Salta junto a su familia para velar el cuerpo de su hijo.


Llegó a Salta donde fue recibida por el gobernador, Gustavo Sáenz. Los restos del menor asesinado serán velados en la ciudad de Rosario de la Frontera esta tarde.


La turista (identificada como M.M) fue atacada hace una semana en la ciudad de Puerto Deseado por dos hombres que abusaron sexualmente de ella y asesinaron a su hijo de 4 años.


Estarán presentes en el velorio su esposo y sus otros dos hijos.



¿Cómo fueron los hechos?


La mujer fue a Santa Cruz para visitar a uno de sus hijos y mientras daba un paseo junto al menor de ellos.


En la playa Cavendish fue atacada por dos malnacidos que la llevaron hacia una cueva rodeada de acantilados y la violaron. Mientras tanto, amenazaban a su hijo con un cuchillo.


Ella se desvaneció y, al creerla muerta, los delincuentes se llevaron al menor, lo asesinaron a golpes y abandonaron el cuerpo.


M.M. quedó internada y se recuperó en el hospital acompañada de su esposo, su hija y el hijo que vivía allí en Santa Cruz.


Ahora, velarán los restos del menor asesinado en la ciudad salteña de Rosario de la Frontera.


El Gobernador de la provincia de Salta, Gustavo Sáenz escribió: "Recibimos a M. y a su familia, víctimas de la tragedia en Puerto Deseado. Nos comprometimos a brindarles ayuda, contención y todo lo que esté a nuestro alcance".


El féretro del nene será trasladado en caravana hacia la ciudad Rosario de la Frontera, al sur de la capital salteña, de donde la familia es oriunda, para ser sepultado.



Los sospechosos


Hay dos hombres detenidos.


Uno es Omar Alvarado, de 33 años, identificado en las ruedas de reconocimiento por la víctima y acusado por los delitos de “rapto, robo, abuso sexual con acceso carnal, tentativa de femicidio".


Alvarado se defendió diciendo que padece esquizofrenia y que no recordaba lo que había ocurrido. El juez Oldemar Villa ordenó realizarle peritajes psicológicos y psiquiátricos.


Alvarado había atacado a golpes a su sobrino de 21 años en la misma cueva donde abusó de M.M. y, a pesar de haber sido denunciado, fue demorado y recuperó la libertad por decisión del mismo juez Villa.


El otro detenido es un adolescente de 16 años identificado por la víctima en una rueda de reconocimiento.


Admitió haber participado en el hecho "obligado" por Alvarado. Aportó datos que permitieron a la Policía hallar el teléfono celular robado a M.M.


Su padre, Julio, aseguró que su hijo no tiene problemas psiquiátricos y pidió "perdón" a la víctima y a su familia.


"La verdad es que estoy quebrado, nunca pensé que iba a hacer esto" aseguró y añadió: "Mi hijo me comentó que Alvarado lo amenazó con que iba a matar a uno de sus hermanos si no lo acompañaba".


"Mi hijo va a tener que pagar por lo que hizo", concluyó.

Tiempos del Sur. Todos los derechos reservados.

Tiempos del Sur es una marca registrada en el DNDA.

Noticias más relevantes de la Provincia de Buenos Aires.

Contacto: TiemposDelSurContacto@gmail.com