La muerte de un niño eleva a 6 los fallecidos por el arrollamiento de un desfile navideño

El incidente tuvo lugar en la ciudad de Waukesha en el que participaron miles de adultos y menores. El hombre detenido es Darrel Brooks (39) quien estaba acusado de cinco cargos de homicidio voluntario, siendo este el sexto.


La muerte de un niño elevó este martes a seis los fallecidos por el arrollamiento de un desfile navideño el domingo último en el estado de Wisconsin, Estados Unidos.



Así lo informó este martes la fiscal del caso, durante la comparencia ante la corte del hombre detenido y acusado de arrollar el domingo pasado con una camioneta un desfile navideño en la ciudad de Waukesha en el que participaban miles de adultos y niños.



Darrell Brooks, de 39 años, estaba acusado de cinco cargos de homicidio voluntario y ahora se enfrenta a un sexto, dijo la fiscal Susan Opper, tras el fallecimiento de uno de los 18 niños que figuraba entre los 62 heridos que causó la tragedia, consignó la agencia de noticias AFP.


Brooks compareció ante un juez del tribunal de la ciudad que le comunicó oficialmente los cinco cargos que pesan sobre él, cada uno de los cuales conlleva una sentencia a cadena perpetua.


"Desafortunadamente me gustaría informar a la corte que nos hemos enterado de la muerte de otro niño en este caso", dijo Opper, e indicó que pronto se anunciaría un sexto cargo.


El acusado, que fue detenido el domingo tras huir del lugar del arrollamiento, se mantuvo cabizbajo durante la mayor parte de la vista judicial y a ratos parecía sollozar, agregó AFP.


"No hay palabras para describir los riesgos que este acusado representa para la comunidad, no solo el riesgo de fuga sino la peligrosidad de su pasado violento", afirmó Opper, quien pidió una fianza de cinco millones de dólares.


Se desconoce el móvil pero las autoridades descartan que sea terrorista.


Darrell Brooks Jr tiene antecedentes judiciales: ha estado involucrado en una decena de casos desde 2000 en tres estados estadounidenses, según la fiscalía.


En 2020 fue inculpado por poner en peligro a otras personas después de haber disparado a su sobrino durante una discusión.


Días antes de la tragedia del domingo en Waukesha, Brooks fue puesto en libertad bajo fianza de unos 1.000 dólares, tras ser procesado por violencia doméstica, por intentar, supuestamente, atropellar a una mujer que aseguró ser la madre de su hijo, indicó la agencia de noticias alemana DPA.