La marea verde contiene la alegría ante la inminente aprobación de la IVE

"Dormimos poco porque estuvimos muy ansiosas por la votación de hoy", dijo una de las cientos de presentes.


Tras la conferencia de prensa de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, en la que fue reiterado su histórico reclamo, las miles de personas apostada en el sector verde, frente al Congreso Nacional, comenzaron la vigilia sentadas en el piso, descansando, o cantando con bombos, todavía animadas tras una extensa jornada bajo el sol, a la espera de la votación que se producirá durante la madrugada.


La mayoría de la gente estaba sentada en grupos, sin poder sacar su mirada de las pantallas que reproducían el debate presencial y virtual de la Cámara alta. Lo hacían a la par de comer choris, hamburguesas o panes rellenos, tres clásicos de las concentraciones multitudinarias.


Mientras en el escenario se sucedían distintos grupos musicales para animar lo que resta de una larga espera, Rocío, Manuela y Adriana, integrantes de la Red de Docentes por el Aborto Legal, comían empanadas caseras, sentadas en una lona y alternando entre esas canciones y los discursos del debate senatorial.


"Vinimos organizadas para la espera. Trajimos empanadas, budín de banana y botellas de agua congelada", contaron a Télam, y agregaron: "Dormimos poco porque estuvimos muy ansiosas por la votación de hoy. Somos de Capital Federal y estamos desde las 6 de la mañana acá porque estuvimos en la organización" de la concentración y posterior vigilia.


"Por lo que estuvimos viendo, está muy peleada la votación. El Estado se tiene que hacer cargo de lo que ya ocurre. En la calle existe el aborto y va seguir existiendo. Necesitamos que se reconozca la soberanía sobre nuestros cuerpos", señalaron.


"Queremos que se incluya el aborto en la ESI (educación sexual integral). Hay que sacar el aborto de la clandestinidad pedagógica", remarcaron ante Télam.


Juelita, Carla y Daniela, por su parte, dijeron ser "optimistas" respecto a la eventual consagración de la legalidad del aborto. Las tres son primas, morigeraban su cansancio en una sentada grupal sobre la calle y residen en Capital Federal.


"Vamos a quedarnos hasta que podamos. (El debate) viene lento", anticiparon mientras se corrían el barbijo de la boca y la nariz debido al calor persistente.


"Va a ser ley. Es un día histórico", aseveraron esas jóvenes mientras tomaban cerveza y mostraban sus remeras verdes, tan resplandecientes como el verde del pañuelo de la Campaña que cada una llevaba atado en uno de sus brazos.


Lucia y Lara son amigas y viven en la localidad bonaerense de Merlo. Desde allí, se tomaron el tren Sarmiento y el subte A, al salir del trabajo, para dar su presente en la Plaza Congreso.


"Salimos de trabajar y nos vinimos, queremos ver el momento de la votación. Vamos a amanecer acá", anticipó Lucía.


"Lo vivimos con mucha emoción; ayer no pude dormir. Lloramos mucho en 2018. Tenemos mucha expectativa pero permanece la incertidumbre", señalaron.


Contaron además que compraron sánguches y trajeron agua, celulares cargados, y alcohol en gel para pasar la noche.


Ambas tenían glitter verde en la cara y llevaban dos carteles con los impresos "Aborto legal es justicia social" y "No queremos dar más explicaciones. Es ahora, urgente".


Mientras en las avenidas Rivadavia y Callao las organizaciones de distintas corrientes políticas y sociales cantaban con bombos en favor del aborto legal, la personas "sueltas" caminaban por las calles aledañas para encontrarse con amigos o compartir una comida sentados en el piso.


Abajo del escenario, la organización Amnistía Internacional montó una performance con jóvenes que llevaban perchas de Neón, haciendo referencia a la votación de 2018.


Cintia, Brisa, Johana, Rosana, Belén y Florencia son militantes de Nuevo Encuentro del partido bonaerense de La Matanza. Estaban sentadas en un restaurante en el cruce de Rodríguez Peña con Sarmiento para comer una pizza y esperar la votación.


"Vinimos a la noche para no morir de calor y hacer la vigilia. Vinimos en micro desde la plaza de (la localidad matancera de) San Justo", relataron a Télam mientras acompañaban las porciones de muzzarella con cerveza y gaseosas.


"Estamos chequeando las redes. Viene muy peleado pero estamos esperanzadas (por la decisión que vayan a tomar) los indecisos", relataron.


"Recién estuvimos cantando con la gente del partido y vamos a seguir haciéndolo a la madrugada para seguir pidiendo el aborto legal", aseguraron y contaron que se pidieron el día para mañana en sus trabajos.


"Es central está discusión. Estamos todo el tiempo pensando en el aborto. Es el hecho político más importante del año. Las vacunas y esto. Es un día histórico. La salud pública está en el centro de escena", concluyeron.


Unas cuadras más allá, en la esquina de las avenidas Callao y Corrientes muchos jóvenes se juntaron a bailar música electrónica con djs.

Tiempos del Sur. Todos los derechos reservados.

Tiempos del Sur es una marca registrada en el DNDA.

Noticias más relevantes de la Provincia de Buenos Aires.

Contacto: TiemposDelSurContacto@gmail.com