top of page

Katopodis aseguró que algunos quieren un peronismo domesticado, al presentar libro sobre Cristina

El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, afirmó que "el peronismo no puede estar domesticado y debe ponerse al frente de una construcción de país", al presentar junto al diputado nacional Eduardo Valdés el libro "Objetivo: Cristina", durante una charla debate que se realizó en la Feria del Libro organizada por el Partido Justicialista en el partido bonaerense de San Martín.


"Lo que ellos quieren (los sectores del poder económico) son peronismos domesticados. Nosotros sabemos que el peronismo se puede poner al frente de la construcción de la Argentina que queremos", señaló Katopodis durante un encuentro realizado ayer.


“Objetivo: Cristina” es el libro que Valdés viene presentando en diversas localidades, y reúne textos y discursos de la vicepresidenta, José Luis Rodríguez Zapatero, Rafael Correa, Evo Morales, Baltasar Garzón, Adoración Guzmán y Ernesto Samper, entre otras figuras políticas.


"He decidido dedicar este tiempo de mi vida a clamar la inocencia de Cristina Fernández de Kirchner y multiplicar la militancia en el país y en el exterior para visibilizar esta injusticia, los argentinos no merecemos que nuestra máxima referencia política viva esta persecución. Hoy se usa a la Justicia como arma para combatir al movimiento popular”, expresó Valdés, según se indicó en un comunicado.


De esta forma se refirió el legislador a la condena a seis años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos que recibió la Vicepresidenta en el juicio de la causa "Vialidad".


"Milito la inocencia de Cristina a partir de la persecución injusta que se ha hecho sobre ella. Se han escrito ríos de tinta, cientos de tapas de diarios y de horas de Televisión para demonizarla”, remarcó Valdés.


"Objetivo: Cristina. El Lawfare contra la democracia en Argentina" es una obra conjunta del Grupo de Puebla, el Consejo Latinoamericano de Justicia y Democracia (CLAJUD), la CELAG, el Instituto Joaquín Herrera Flores y de la Escuela de Estudios Latinoamericanos y Globales (ELAG).


Télam

Commentaires


bottom of page