Italia: preocupación en el Gobierno tras las continuas marchas anti toque de queda por el Covid

Las autoridades están alertas por la radicalización de las protestas y manifestaciones.



La ministra del Interior de Italia, Luciana Lamorgese, pidió a la población que "tome distancia de los violentos", tras la seguidilla de disturbios registrados en varias ciudades del país durante las manifestaciones convocadas para protestar contra las últimas medidas tomadas por el Gobierno para frenar la propagación del coronavirus.


"Manifestarse es un derecho, pero les pido que tomen distancia de los violentos", planteó Lamorgese en declaraciones divulgadas hoy por el sitio web del Ministerio, luego de los enfrentamientos entre manifestantes y policías que se vieron en Milán, Roma y Turín en las últimas dos noches.



"Extremistas de izquierda y derecha, anarquistas, ultras, italianos y extranjeros, muchas veces muy jóvenes, con antecedentes policiales por delitos comunes. Son grupos de criminales que se infiltran e instrumentalizan las protestas", agregó Lamorgese.


Las protestas se dan en medio de una segunda ola de la enfermedad, que provocó una importante suba de los casos de coronavirus, que pasaron de un promedio de 2.500 al día en la primera semana de octubre a los 24.991 informados este miércoles por el Ministerio de Salud, el número más alto desde el inicio de la pandemia, en marzo pasado.


Hasta el momento, 37.905 personas murieron en Italia desde el comienzo del brote nacional, incluidas 205 víctimas anunciadas hoy.



En una declaración al Parlamento, Conte defendió hoy las "medidas severas" que supone su último decreto pero las enmarcó en un "rápido empeoramiento" de la situación frente al que "la curva epidemiológica puede salirse de control".


Anoche, unas 250 personas, la mayoría del grupo de ultraderecha Forza Nuova, se enfrentaron con la policía en la Plaza del Popolo del centro de Roma, durante una manifestación para protestar por el cierre de bares y restaurantes a las 18 dispuesto por el primer ministro Giuseppe Conte al menos hasta el 24 de noviembre.


Según el diario Repubblica, 16 personas, entre ellos militantes de ultraderecha y barrabravas del club Lazio, fueron arrestadas durante los desmanes, que fueron reprimidos con camiones hidrantes de la policía.


Los disturbios en Roma se suman a los que se dieron el lunes último en Milán y Turín, con más de 30 arrestos e intentos de saqueo en locales de lujo.


Para hacer frente al malestar social, Conte anunció anoche un programa de reintegros para los sectores golpeados por las últimas medidas a través de un paquete de 5.000 millones de euros que incluirá, entre otros puntos, compensaciones de hasta 150.000 por local.


Mientas tanto, en un tono pacífico, y con manifestaciones en 25 ciudades, los trabajadores y propietarios de bares y restaurantes pidieron hoy al Gobierno que considere la ampliación del horario de la actividad hasta las 23.


"Queremos trabajar, no nos sirven estas pequeñas compensaciones. Nuestros locales son seguros, hemos invertido para formar al personal y hacer seguro al turno de la cena. ¿Es más seguro un restaurante que fue desinfectado o un colectivo donde no hay ningún tipo de distanciamiento, o el subte de Roma y Milán que son un foco del virus y siguen funcionando?", dijo a Télam el presidente de la cámara romana del sector, Sergio Paolantoni, en la convocatoria que encabezó frente al Panteón romano.


"Déjennos abrir hasta las 23, somos aliados del Gobierno en esta batalla: nosotros podemos controlar si los clientes usan el barbijo o si están distanciados, algo que en el transporte público no hace nadie por ejemplo", reclamó Paolantoni, en un marco en el que el sector advierte sobre el riesgo de cierre de 20.000 locales con las nuevas medidas.

Tiempos del Sur. Todos los derechos reservados.

Tiempos del Sur es una marca registrada en el DNDA.

Noticias más relevantes de la Provincia de Buenos Aires.

Contacto: TiemposDelSurContacto@gmail.com