Habló la quilmeña que se tiró de un balcón para salvarse del femicida que luego mató y se suicidó

Se trata de una mujer que hizo tres denuncias ante la justicia y tenía un botón antipánico que nunca funcionó. El agresor fue a buscarla y tras no encontrarla comenzó un sangriento raid.


Habló por primera vez la víctima de 28 años que recibió reiteradas amenazas que concluyeron en un intento de femicidio, dos heridos y un muerto en la localidad bonaerense de Quilmes.



Ella es Yohana Elizabeth Alarcón quien luchaba para terminar con el calvario que le hacía vivir Rolando Reinaldo Delgado.


Delgado de 40 años fue a buscarla al lugar donde alquilaba pero el dueño de casa le prohibió el paso por lo que fue acribillado a sangre fría. Al mismo tiempo, ella se tiró por el balcón para que no sea atrapada.


Luego, el agresor hirió a tiros a un peluquero y a una policía, hasta que se disparó en la cabeza que le produjo la muerte.


"Hice tres denuncias en la misma semana. Me habían dado un botón antipánico que la última vez lo presioné 5 veces y no funcionaba. En la primer denuncia me dijeron que no podían hacer nada por una simple amenaza y la última me mandaron un lugar de violencia de género", comenzó.


Y siguió: "La verdad hoy no se que decirles a las mujeres. Me gustaría decirles que pierdan el miedo pero si vas y denuncias te arriesgas a que te maten. Porque la justicia no hace nada".


Luego, le pidió disculpas a la familia de Roberto Carlos Giménez, quien dio su vida para no dejar ingresar a la casa al violento agresor.


"En la segunda o tercer denuncia me decían: 'Hola señora, ¿Cómo le va?' o '¿Qué hace acá de nuevo? Usted tiene que ir al juzgado', y me recomendaban que me refugie y que me encierre", recordó.



Admitió no estar preparada para contar cómo se tiró del balcón para huir: "Me acuerdo de escuchar tiros y solo pensé en mis hijas".


"Yo hace dos años que no puedo ver a mis hijas luchando para tener un régimen de visitas", agregó. Yohana contó que el sujeto fue notificado el mismo día que se desató el horror.


Delgado fue trasladado al Hospital Isidoro Iriarte de Quilmes, donde ingresó en grave estado hasta que finalmente murió. En el lugar del último hecho la policía incautó un revólver calibre 38 largo con seis cartuchos en su interior y entre sus prendas 32 municiones más.


Las declaraciones de la víctima


Línea 144: atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género. Por WhatsApp: +5491127716463.

Tiempos del Sur. Todos los derechos reservados.

Tiempos del Sur es una marca registrada en el DNDA.

Noticias más relevantes de la Provincia de Buenos Aires.

Contacto: TiemposDelSurContacto@gmail.com