Guarino entró llorando y le dijo a la fiscal que tenía ganas de declarar pero no ahora

Se presentaron con su abogado los dos imputados que recibieron el beneficio de la duda ya que no pudieron ser ubicados dentro de la escena del crimen.


Los dos rugbiers excarcelados Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino llegaron a Villa Gesell junto a su abogado, Hugo Tomei, pero decidieron en su estrategia no declarar ante la fiscal.


Ambos fueron beneficiados con la libertad ya que no fueron reconocidos en las ruedas de reconocimiento y no los pudieron ubicar en la escena del crimen.


Por esa razón, el juez de Garantías David Mancinelli hizo lugar al pedido de la fiscal Verónica Zamboni y quedaron en libertad.


La fiscal Zamboni argumentó que no hay suficientes pruebas en contra de los dos rugbiers para dictarles la prisión preventiva por el homicidio de Fernando Báez Sosa.


Extraoficialmente: Guarino entró llorando y le dijo a la fiscal que tenía ganas de declarar pero ahora no está en condiciones. Por otra parte, se incorporaron actas para ubicar al sospechoso N 11, alias "Pipo".


Guarino según los vecinos de Zárate, no sale de su casa y está en un estado de shock y angustia preocupante. Hay mensajes en manos de los investigadores que le dicen a la novia que estaba horrorizado cuando sucedió el crimen.


Además, Guarino esta "presionado" por el abogado ya que si se "abre", Hugo Tomei amenazó con dejar de defenderlos.


A Milanesi no se lo pudo ubicar ni reconocer. Pero a Guarino se lo ve a la salida del boliche y en una filmación de Lucas Pertossi. A ninguno de los dos se los ve agrediendo.


De esta manera, se negaron a declarar, no aceptaron responder preguntas. El miércoles dijeron los rugbiers: "Me mentiste en la cara, mientras vos seas la fiscal no voy a hablar del caso".


"No sabemos por qué estamos detenidos", fue el planteo que se repetía una y otra vez.


Máximo Thomsen aseguraba: "Lo único que se nos explicó es que la noche anterior se le había entregado a una familia un pibe en un cajón. Nosotros no teníamos ni idea de lo que estaba pasando, no sabíamos nada, y al no saber nada, nunca tener un antecedente penal, nosotros confiamos en la Justicia. Después nos dimos cuenta que la fiscal nos mintió en la cara. Nos hizo pasar a firmar papeles en distintas oficinas, que esos papeles nos enteramos que decían que nos habían mostrado las fotos, videos, y que nos habían explicado el hecho y en realidad no se nos había explicado nada".

Tiempos del Sur. Todos los derechos reservados.

Tiempos del Sur es una marca registrada en el DNDA.

Noticias más relevantes de la Provincia de Buenos Aires.

Contacto: TiemposDelSurContacto@gmail.com