Ganancias: Massa reafirmó que la reforma implica "gran alivio fiscal" para trabajadores y jubilados

Dejarán de pagar el impuesto 93 de cada 100 trabajadores y trabajadoras del mismo modo que 200 mil jubilados y jubiladas.


El titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, volvió a destacar hoy el "gran alivio fiscal" que, ser ser convertida en ley, significará la reforma de Ganancias promovida por el oficialismo, que implicará -según precisó- que "dejen de pagar el impuesto 93 de cada 100 trabajadores y trabajadoras", del mismo modo que 200 mil jubilados y jubiladas.


"La nueva ley de Ganancias, que eleva el piso a $ 150.000 (de salario bruto mensual) y hace que dejen de pagar el impuesto 93 de cada 100 trabajadores y trabajadoras, es un gran alivio fiscal también para los jubilados y jubiladas", indicó Massa esta mañana a través de su cuenta de la red social Twitter.


En este sentido, añadió que, "de los $ 10.000 millones de devolución de abril, $ 1.500 millones se destinarán a jubilaciones" y consignó que, con la modificación propuesta, "200.000 jubilados y jubiladas dejarán de pagar Ganancias, de los cuales 130.000 son de Anses y 70.000 corresponden a las cajas provinciales".


"Este nuevo piso llevará a que, del total de los 6.900.000 de jubilaciones y pensiones, sólo 30.000 (el 0,4%) continúen pagando Ganancias. Esto es muy importante porque es dinero que se volcará al consumo interno, haciendo mover así la economía", afirmó Massa.


En este contexto, agregó: "El proyecto prevé elevar el piso de seis a ocho jubilaciones, lo que equivale a $164.568. Además se flexibilizan los requisitos para acceder a esta deducción, evitando que por $ 1 de ingresos en una caja de ahorro o por un plazo fijo se pierda el beneficio".


La Cámara de Diputados buscará avanzar entre mañana y pasado, con la firma del dictamen en comisión del proyecto que busca eximir del tributo a más de un millón de trabajadores.


La intención del oficialismo es que la iniciativa sea convertida en ley antes de que finalice el corriente mes, para lo cual debe ser tratada primero en el recinto de Diputados y luego girar en revisión al Senado.


El dato a tener en cuenta es que para poder avanzar con el dictamen del proyecto por parte de los legisladores que integran las comisiones a cargo del análisis, Massa debe alcanzar previamente un acuerdo con los jefes de los bloques para prorrogar el Protocolo de Funcionamiento del trabajo parlamentario.


Si se alcanza un consenso, se firmará el dictamen esta semana y lo tratarían en una sesión especial que sería convocada para el lunes 22 o el martes 23.


Algunos sectores del oficialismo no descartan incluso, la posibilidad de que se pueda adelantar el tratamiento en el recinto para el jueves que viene


El acuerdo que se busca alcanzar es mantener las sesiones presenciales mixtas para permitir que los grupos de riesgos puedan participar en forma virtual así como la emisión de los despachos.