Empresa egipcia y el fondo ruso acuerdan producir más de 40 millones de dosis de Sputnik V

El fondo encargado del desarrollo y la exportación de la Sputnik V comenzó a sellar acuerdos con farmacéuticas locales como lo hizo con la empresa Richmond en Argentina.


El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), la empresa Minapharm de Egipto, líder regional en tecnología de ADN recombinante, y su subsidiaria ProBioGen AG con sede en Berlín, anunciaron hoy un acuerdo para producir más de 40 millones de dosis por año de Sputnik V.


Según informó el RIDF la transferencia de tecnología comenzará de inmediato, pero recién se espera que el primer lote esté listo en el tercer cuatrimestre del año.


El plan es que la producción se realice en las plantas de Minapharn en Egipto y se utilice la filial alemana para buscar formas de optimizar los procesos de producción para poder escalar aun más el número de dosis anuales más adelante.


“El acuerdo con Minapharm marca nuestra primera asociación en la región de Medio Oriente y África del Norte para producir Sputnik V. RDIF está en cooperación con los principales productores farmacéuticos a nivel mundial, ya que Sputnik V está registrada en 61 países. La vacuna rusa es altamente eficiente y confiable para los reguladores de todo el mundo y es una gran contribución en la lucha contra el coronavirus”, aseguró el director ejecutivo del fondo ruso, Kirill Dmitriev, en un comunicado difundido a la prensa.


Tras importantes retrasos en la producción en Rusia, el fondo encargado del desarrollo y la exportación de la Sputnik V comenzó a sellar acuerdos con farmacéuticas locales en distintos continentes -en América Latina lo hizo con la empresa Richmond en Argentina- para escalar la producción mundial de esta vacuna y poder no solo cumplir con los acuerdos ya firmados, sino ampliarlos.