El Senado planea un tratamiento "ágil" de la legalización del aborto para votar antes de fin de año

"No podemos decir contentas porque el aborto siempre es una conmoción emocional pero estamos muy satisfechas", dijo la presidenta de la Banca de la Mujer.


El Senado prevé agilizar a partir del lunes próximo el tratamiento del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo aprobado hoy en Diputados para votarlo antes de fin de año y, con esa meta, programa analizar la iniciativa en el marco de un plenario acotado de comisiones.


La presidenta de la Banca de la Mujer, Norma Durango, dijo esta mañana que el giro podría reducirse solo a dos comisiones para no extender los tiempos; Justicia y Salud, y señaló que se piensa en el martes 29 de diciembre como el día para la votación en el Senado.


Fuentes del oficialismo dijeron a Télam, no obstante, que la posibilidad de que se incluya a la Banca de la Mujer en el giro del expediente que ingresó al Senado era barajada en las últimas horas.


De ese modo, el debate podría ser conducido por el presidente de la Comisión de Justicia y Asuntos Penales, Oscar Parrilli, por la propia Durango en el caso de que definan a la Banca como cabecera o por el titular de la Comisión de Salud, el radical Mario Fiad, que dirigió la discusión en 2018.


El titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, envió esta mañana una nota a la presidenta del Senado Cristina Fernández de Kirchner para notificarle formalmente por escrito sobre la aprobación del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, que obtuvo media sanción con 131 votos a favor, 117 en contra y 6 abstenciones.


Fernández de Kirchner deberá ahora establecer a qué comisiones se gira la propuesta y las fechas tentativas, aunque las fuentes parlamentarias consultadas dijeron que la intención es iniciar cuanto antes el plenario de expositores (podría ser el mismo lunes 14) para dar dictamen la semana próxima y llevarlo a votación entre el 28 y el 30 de diciembre.


Las mismas fuentes dijeron que en el análisis de las comisiones que participarán del tratamiento también se estudió la posibilidad de sumar a Asuntos Constitucionales, presidida por la santafesina María de los Ángeles Sacnún, y a Legislación General, que conduce Ana Almirón, aunque esto aún no fue resuelto.


En 2018, cuando el proyecto finalmente fue rechazado por el pleno del Senado por una diferencia de siete votos, las comisiones a las que fue girado fueron las de Salud, como cabecera y también conducida por Fiad; la de Justicia, que dirigía el entrerriano Pedro Guastavino; y la de Asuntos Constitucionales, que presidía el catamarqueño Dalmacio Mera.


La exvicepresidenta Gabriela Michetti, por entonces titular del cuerpo, había incluido entonces a la Comisión de Presupuesto pero luego aceptó eliminar ese giro.


Tanto Fiad como Mera fueron detractores de la iniciativa, por lo que se baraja ahora la posibilidad de que esta vez se fije como cabecera una comisión conducida por un senador o senadora "verde", afín a la propuesta enviada por el presidente Alberto Fernández.


Si bien aún hay senadores que no hicieron público su voto, los partidarios "verdes" de la interrupción voluntaria del embarazo confían en que esta vez lograrán imponerse por un ajustado margen a los denominados "celestes" que se oponen al aborto, para no repetir la derrota que obligó a archivar la iniciativa hace dos años por 38 votos contra 31.


La presidenta de la Banca de la Mujer del Senado, Durango, declaró hoy estar convencida de que el Senado "va a lograr esta vez" sancionar la ley de interrupción voluntaria del embarazo y advirtió que si no se consigue la sanción "sería un retraso" para el país y "para las mujeres".


"No podemos decir contentas porque el aborto siempre es una conmoción emocional pero estamos muy satisfechas con los votos que se consiguieron ayer y estamos trabajando a full con todos los senadores que están en la duda para que puedan entender qué significa tener esta ley", subrayó.


Durango reiteró que no se trata de "un problema de creencias sino de salud pública" y consideró que "no se puede tener más la penalización del aborto, no sólo porque no atiende la libertad de planificar el futuro y de decidir sobre nuestro propio cuerpo sino porque además es un problema de salud".


Para la senadora, debe quedar claro que "la ley no obliga ni recomienda a nadie a abortar" ya que "nadie está obligado a abortar".


"Si no hay ley vamos a contribuir a la clandestinidad y a un gran negocio que hacen algunos médicos y algunas clínicas y a la venta insegura y carísima del misoprostol", remarcó.


Durango explicó que la lista de expositores en comisión será "más corta" que en la Cámara de Diputados y se invitará "a hombres y mujeres que están a favor y en contra" de la norma.

Tiempos del Sur. Todos los derechos reservados.

Tiempos del Sur es una marca registrada en el DNDA.

Noticias más relevantes de la Provincia de Buenos Aires.

Contacto: TiemposDelSurContacto@gmail.com