El Gobierno precisó las condiciones del Repro II para los salarios de marzo

El Comité realizó un análisis sobre la situación actual del empleo registrado y las empresas.


El Gobierno dio precisiones sobre las condiciones que deberán cumplir las empresas para acceder al programa de Recuperación Productiva (Repro II) para los salarios devengados en marzo último, a través de la Resolución 187/2021 del Ministerio de Trabajo publicada hoy en el Boletín Oficial.



La norma adopta recomendaciones del Comité de Evaluación y Monitoreo del Programa Repro II contenidas en su acta número 5.


La versión actual del Programa otorga una suma mensual de hasta $ 9.000 a los trabajadores de las empresas adheridas al mismo, en actividades no críticas; de $ 12.000 en críticas y de $ 18.000 para el sector salud.


Al respecto, el Comité determinó que para las empleadoras y los empleadores de menos de 800 trabajadoras y trabajadores deberán cumplirse al menos cuatro de siete parámetros establecidos, requiriendo como condición excluyente que tres de ellos sean las variaciones interanuales de la facturación, de la relación entre el costo laboral y la facturación; y de las importaciones


Para estos empleadores, las condiciones son que las variaciones interanuales de la facturación y del IVA compras sean menores a 10%; un endeudamiento cuya relación entre el pasivo total y el patrimonio neto sea mayor a 0,6; y una liquidez corriente, cuya relación entre el activo y pasivo corriente sea menor a 1,6.


También variaciones porcentuales interanuales del consumo de energía eléctrica y gasífera menor a 0%, de la relación entre el costo laboral total y la facturación mayor a 0%, y de las importaciones menor o igual a -20%.


Para las empleadoras y los empleadores de 800 o más trabajadoras y trabajadores, el cumplimiento mínimo de los parámetros es el mismo que para el primer caso, pero con topes diferentes.



Las variaciones porcentuales interanuales de la facturación y del IVA compras deberán ser menor a 5%; el endeudamiento mayor a 0,6; la liquidez corriente menor a 1,6; y las variaciones porcentuales interanuales del consumo de energía eléctrica y gasífera, menor a 0%; de la relación entre el costo laboral total y la facturación, mayor a 0%; y de las importaciones menor o igual a -30%.


Estas mismas condiciones, en el caso de los prestadores del sector de la salud, son las mismas en lo que refiere a endeudamiento, liquidez corriente y consumo de energía, pero varían en el resto.


Para estas empresas, y sin importar la cantidad de trabajadores, las variaciones interanuales de la facturación y del IVA compras deberán ser menores a 35%; la de la relación entre el costo laboral total y la facturación, mayor a -20%; y de las importaciones menor o igual a 0%.


Las empresas con 800 o más trabajadores deberán presentar obligatoriamente la información requerida sobre los montos de activos y pasivos corrientes, el pasivo y el patrimonio neto.


Las empresas registradas en el Programa PreViaje se les excluyen los meses de diciembre de 2019 y diciembre de 2020 para el cálculo de las variaciones porcentuales interanuales de la facturación y de la relación entre el costo laboral y la facturación.


Por otra parte, el Comité realizó un análisis sobre la situación actual del empleo registrado y las empresas.


En el mismo destacó que "en enero de 2021, por primera vez desde la irrupción de la pandemia en el territorio nacional, el número de trabajadoras y trabajadores con empleos asalariados registrados en empresas privadas muestra un crecimiento intermensual".


También precisó que, "de acuerdo a la información proveniente del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), la población ocupada inserta en esta modalidad ocupacional creció un 0,3%, lo cual representa la incorporación de alrededor de 16.000 trabajadoras y trabajadores en la económica formal".


Asimismo, puntualizó que "la magnitud de la expansión del empleo verificada en enero también es un hecho destacable", y remarcó que "para encontrar un crecimiento intermensual mayor al 0,2% en la evolución histórica del trabajo registrado del sector privado, es necesario retrotraerse hasta junio de 2015, cuando el empleo creció un 0,3%, nada menos que 67 meses antes de la medición actual".


Al respecto, subrayó que "el sector que impulsó la expansión del empleo formal en enero, fue la construcción", y precisó que "el total de trabajadores y trabajadoras en esta actividad se incrementó un 2,1% en la comparación mensual".



"En el primer mes del año, algo más de 7.000 personas accedieron a un empleo formal en la construcción, lo que implica que el 45% del total del crecimiento del empleo se explica por este sector", aseguró el Comité. .


Indicó que, "con la expansión verificada en enero, se contabilizan seis meses consecutivos de crecimiento del nivel de ocupación formal", y añadió que "otro sector que presenta una dinámica destacada es la Industria, que lleva ocho meses de crecimiento consecutivo".