El gobierno bonaerense destacó la construcción de 23.000 viviendas, una cifra récord

En una entrevista con Télam, Agustín Simone, el ministro de Hábitat y Desarrollo Urbano bonaerense, dijo que el Programa de Créditos para la Reforma, Refacción y Ampliación de Viviendas permitirá entregar unos 50.000 créditos a tasa cero y que generará 16.000 puestos de trabajo,


El ministro de Hábitat y Desarrollo Urbano bonaerense, Agustín Simone, aseguró que el Gobierno de Axel Kicillof "no concibe paralizar la obra pública ni la construcción de viviendas" y recalcó que se trata de "prioridades" de la gestión.


En diálogo con Télam, el funcionario describió el Programa de Créditos para la Reforma, Refacción y Ampliación de Viviendas (CREA) lanzado la semana pasada, que permitirá entregar unos 50.000 créditos a tasa cero y que generará 16.000 puestos de trabajo; y remarcó el avance en construcción de viviendas con 23.000 unidades en todo el territorio.


-¿En qué en qué consiste el programa CREA?

-Es un préstamo que tiene tres líneas: refacciones chicas, grandes y ampliaciones. Cuando lo diseñamos, pensamos en aplicar el mecanismo del Instituto de la Vivienda -que financia casas a 20 años- para aquellas personas que tenían un hogar y deseaban acceder a un financiamiento para hacer arreglos o agrandarlo. El CREA es para refacción, para reforma o para ampliación (de un ambiente nuevo o agrandar un ambiente existente).


-¿Cuáles son los plazos de pago?

-Lo hicimos con plazos de tres a seis años, de manera de tener una cuota accesible. Hoy te da una cuota de entre 5 y 10 mil pesos, a tasa cero. La cuota va subiendo, no es fija. Nosotros no cobramos interés, hay una actualización del capital, pero que está topeada con el índice de variación salarial de manera que nunca suba la cuota más de lo que suben los salarios.


-¿La idea es evitar lo que ocurrió con los créditos UVA?

-Claro. Siempre va subiendo por abajo del aumento de los salarios. UVA ajustaba por inflación y lo que pasó en la época de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal es que cuando hubo un salto de la inflación, los salarios no acompañaron y la gente se encontró con cuotas que no podía pagar. El CREA toma los dos índices: la inflación y hasta un 90% del salario, y siempre va por el menor. Es decir, lo que sea más beneficioso para la persona: si el salario sube por arriba de la inflación, toma la inflación; si la inflación sube por arriba del salario toma el salario.


-¿Cuál es la situación de la construcción de viviendas?

-Con fondos provinciales estamos construyendo 8.000 viviendas en toda la provincia, es un número récord. El gobierno anterior, con fondos provinciales durante toda su su gestión hizo 3.000. Además, con fondos nacionales estamos haciendo otras 15.000. O sea, estamos en 23.000.



-¿Cuál es el déficit habitacional en la provincia?

-Es del orden del 60%. Se calcula entre 1 millón y 1,8 millones de casas de déficit y el 60% de ello es lo que llamamos déficit cualitativo: casas que existen, pero hay que arreglar. El otro 40% son casas a construir. Como mínimo, en la provincia habría que construir 400.000 -por todos los medios posibles: el Instituto, sector privado y vía recursos nacionales o Procrear- y arreglar 600.000 casas que no están en condiciones.


-¿Existe riesgo de que se paralicen las obras por la crisis económica?

-No. Están garantizadas, si bien no es fácil la situación de la provincia por sus características estructurales. El gobernador siempre lo dice: en 1985 la coparticipación bajó mucho. Igual, tenemos una provincia mucho más estable que cuando asumimos. El presupuesto de obra pública cuando llegamos era cero porque se había parado toda la obra. Hoy no hay temores respecto a la obra. Este gobierno no concibe paralizar la obra pública ni la construcción de viviendas. Para nosotros es fundamental. Seguimos creyendo que la coparticipación tiene que ser en otros términos de la que tenemos actualmente, pero la situación es mucho más estable. Además este gobierno le da prioridad a la obra pública por su forma de entender cómo se debe gobernar la provincia. Eso está expresado en el presupuesto. Es fundamental sostener la obra pública para que esa dinámica de crecimiento del empleo se siga dando. Nos cuesta encontrar mano de obra en el interior de la provincia, porque hay pleno empleo en la construcción.


-¿Cómo es la articulación con el Gobierno nacional?

-Muy buena. Nuestras herramientas se complementan con las de Nación. Por eso creamos el CREA. No creamos un Procrear bonaerense porque ya existe. Este CREA se complementa con el Procrear. Nos complementamos mucho en avanzar con barrios del Instituto, pero también con lotes para Procrear. Hay obras con financiamiento conjunto, proyectos que financia exclusivamente Nación, obras de infraestructura que hacemos nosotros en construcciones de viviendas que hace la Nación.


-¿Cuáles son los desafíos en cuanto a vivienda de cara al Plan 6 por 6 que lanzó el gobernador?

-Continuar con este nivel de construcción de viviendas. Nosotros además hacemos la infraestructura de esas viviendas, porque no hay lotes disponibles con infraestructura. Se necesitan hacer 8.000 casas por año, para lo cual se deben generar más lotes y generar suelo urbano. Eso se trabaja con los municipios para que subdividan y loteen áreas que están en el borde del tejido urbano. Se hacen las casas y también servicios, cordón cuneta, veredas y hasta pavimento en las vías principales para que puedan tener transporte público. La vivienda va acompañada de oferta educativa, servicios de salud, policía y conectividad en rutas. El crecimiento urbano va mucho más allá de hacer 20.000 viviendas.


Trabajamos en un esquema muy coordinado con Producción y Desarrollo Agrario. En el largo plazo, queremos romper con el fenómeno de concentración que tenemos en las grandes ciudades de la provincia. Para hacer eso, hay que generar posibilidades de desarrollo en el interior y en el conurbano. El otro día anunciamos el programa Puentes. Es la primera vez que la provincia está contemplando que haya oferta universitaria en los 135 municipios. Hace un par de años, era inimaginable y parecía que íbamos para para el lado contrario. Hay que generar esas oportunidades de desarrollo con oferta educativa completa hasta el nivel universitario; eso va a resultar en profesionales que se queden en esos distritos. Si uno quiere que una empresa se pueda radicar en esos lugares, necesita contar con gente que tenga la formación. El gobernador está muy pendiente de esto, de coordinar acciones de gobierno para permitir desarrollo genuino. Si no, haríamos casas y después no habría ofertas de trabajo en ese lugar y los hijos de esas familias se irían. La forma de generar arraigo es con desarrollo.