El Central no intervino y el dólar abrió la semana a la baja

La mayoría de las monedas emergentes se mantuvieron estables con la excepción del yuan.

El dólar minorista retrocedió 10 centavos a $57,21 en el promedio pero si tenemos en cuenta la totalidad del mes, acumula un aumento del 27%.


El dato relevante es que el Banco Central no debió vender reservas para calmar a los mercados con una tasa del 74,8%. El dólar mayorista subió 14 centavos a $55,29.


Gran parte de las monedas emergentes terminaron en baja con excepción del yuan que se devaluó a su mayor nivel en 11 años.