El bloqueo a Cuba será el tema central de la Cumbre de las Américas, según canciller mexicano

Marcelo Ebrard, quien asistirá a la cita ante la negativa del presidente López Obrador por la exclusión de Cuba, Nicaragua y Venezuela, parafraseó a Obama y destacó que no puede pensarse una relación diferente sin ponerse de acuerdo y resolver lo de Cuba.



El canciller de México, Marcelo Ebrard, afirmó este martes que poner fin al bloqueo impuesto por Estados Unidos a Cuba será el tema central de la Cumbre de las Américas, celebrada esta semana en Los Ángeles, EEUU, donde además, señaló, se buscará construir una nueva relación regional que mejore la impulsada actualmente por la Organización de los Estados Americanos (OEA).


“El tema de la cumbre será Cuba y el bloqueo”, dijo Ebrard en una entrevista con el diario La Jornada, en la que aseguró que todo estaba dispuesto para poner fin a ese bloqueo "inhumano", pese a las amenazas de grupos opositores.



El canciller, quien asistirá a la cita ante la negativa del presidente Andrés López Obrador por la exclusión de Cuba, Nicaragua y Venezuela, parafraseó al exmandatario estadounidense Barack Obama (2009-2017) y destacó que no puede pensarse una relación diferente en el continente sin ponerse de acuerdo y resolver lo de Cuba.


“Si queremos dar lugar a una nueva etapa, que es el objetivo de la cumbre. No puedes mantener viejas decisiones, como las exclusiones de esta naturaleza o el derecho de intervención selectiva respecto a otros países", manifestó, y agregó: "Eso es lo que está cuestionando el presidente López Obrador. Toda América Latina también, sólo que no se atreven a decirlo, pero él sí".


Según el diplomático, la postura mexicana no es "individual" ni "aislada", sino que refleja un "sentir" en los diferentes países de la región, que a su juicio será expresado por los diferentes jefes de Estado durante la reunión en Los Ángeles.


En ese sentido, consideró que el "camino de la complacencia" emprendido durante décadas no ha servido para nada y sólo ha empeorado la situación.


“Hay una nueva realidad geopolítica, quieras o no, y no se trata de un tema que México vaya a imponer ahí. No se puede negar. Es como sostener que el cambio climático no existe. La nueva realidad geopolítica lo que busca son acuerdos, hallar un sistema diferente al anterior, y lo que lo impide ahora, lo que no permite pasar a un nuevo capítulo es el bloqueo a Cuba”, sentenció.


Para Ebrard, el rechazo de los grupos de presión, principalmente de cubanos en Estados Unidos, no tiene fundamento dado que argumentan que es necesario aislar a La Habana para que caiga "el régimen" y 62 años después el bloqueo sigue vigente sin que este caiga pero "con un gran costo humano".


“El presidente (estadounidense, Joe) Biden parece tener una determinación, una terminación. No parece que quisiera prolongar la situación, como lo han hecho otros presidentes. Eso también tiene consecuencias y también podría estar guiando parte de la cumbre”, estimó.


Lograr un acuerdo regional al respecto podría, además, fomentar una nueva relación en el continente, indicó el canciller mexicano, cuya misión es impulsar una organización que marque "una nueva era".


Según señaló, existe la posibilidad de llegar, con el piso necesariamente fuerte, para dejar atrás a la OEA -cómo está en este momento–-para iniciar una relación más justa con respeto a las soberanías en el continente.


“Hay voluntad por parte del gobierno del presidente Biden para avanzar en el cambio, si no fuera así, para qué citar a la cumbre; no habría caso”, estimó el diplomático, quien consideró que el jefe de la Casa Blanca busca "lograr algo trascendental" más allá del encuentro.


"Veo qué hay la intención de buscar una nueva presencia de Estados Unidos en la región. Sabe que esto es importantísimo, porque de pronto parece que se abren todas las puertas. No puedo hablar por él, pero es un cálculo. Está en un momento donde sabe que tiene que hacer cosas muy profundas en su política exterior. Por eso la cumbre”, concluyó.