El BCRA compró casi US$ 2.100 millones en mayo, unos de los cuatro registros más altos desde 2003

La autoridad monetaria acumula compras por cerca de US$ 5.730 millones en el mercado cambiario en 2021.


El Banco Central acumuló en mayo unos US$ 2.090 millones en compras en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), por lo que fue uno de los cuatro meses con mayor nivel de intervenciones netas positivas en el mercado desde que comenzaron los registros, en 2003.


Luego de una jornada en la que no hubo intervenciones de compra ni de venta por parte de la autoridad monetaria, el Banco Central tuvo su mejor mes en aumento de reservas líquidas en los últimos siete años, sólo superado por noviembre de 2019, cuando alcanzó los US$ 2.202 millones.


De esta forma, la autoridad monetaria acumula compras por cerca de US$ 5.730 millones en el mercado cambiario en 2021, su mejor registro desde 2012, gracias a un mayor ritmo de liquidación de dólares de exportaciones del complejo agroindustrial y la recuperación histórica de precios de la soja, el maíz y el trigo, entre otros cultivos.


"Fuentes privadas del mercado descartaron que el BCRA haya tenido intervención en la fecha en el mercado de cambios", detalló el analista de mercado y operador de PR Corredores de Cambio, Gustavo Quintana.


En la jornada de hoy se operaron US$ US$ 217,63 millones en el segmento contado, un volumen menor por el feriado en los Estados Unidos que afectó a la plaza local a pesar de la necesidad de cierre de posiciones por el fin de mes ya que las operaciones sólo pudieron efectivizarse contra cuentas propias de las entidades en el Banco Central.


La divisa norteamericana que cerró a $ 94,28 para la compra y $ 94,48 para la venta, 17 centavos arriba del cierre del viernes pasado y apenas un 1,25% por arriba del nivel que tenía a principios de mes, por debajo del 1,70% que tuvo de corrección en abril.


En lo que va del año el dólar mayorista acumula una suba del 12,57%.


La expectativa del Gobierno para el 2021 es fijar una pauta devaluatoria del orden el 25% anual y llegar a fin de año con un tipo de cambio promedio de $102,40, de modo de usar al tipo de cambio como vehículo para desacelerar la inercia inflacionaria sin perder competitividad.