top of page

Dos alumnos que llevaron armas a sus escuelas en Tucumán serán expulsados, dijo ministro

El ministro de Educación de Tucumán, Juan Pablo Lichtmajer, dijo hoy que serán expulsados dos alumnos del nivel secundario que llevaron esta semana armas a sus escuelas, uno de los cuales llegó a amenazar a sus compañeros.



"Vamos a ser inflexibles con sanciones acordes y ejemplares ante los hechos de esta magnitud: los alumnos implicados van a ser expulsados de la institución ante esta falta grave", aseguró Lichtmajer, y añadió que "tienen que tener en claro que toda acción tiene consecuencias".


Los hechos que se conocieron en las últimas horas tuvieron lugar en la Escuela Técnica N°1 de la ciudad de Monteros y en la Escuela Superior de Educación Artística (ESEA) de la capital tucumana.


El martes por la mañana un alumno de cuarto año de la Escuela Técnica llevó un rifle de aire comprimido y amenazó a sus compañeros.


El jefe de la comisaría de Monteros, Juan Antonio Gunther, contó a los medios que tomaron conocimiento de lo sucedido a las 14.30, por lo que se comunicaron con el director de la institución Leonardo Ovejero.


"El director nos dijo que era un arma de aire comprimido pero que no estaba en funcionamiento; cuando nos avisó eso, nosotros nos quedamos más tranquilos porque significaba que no corría peligro la vida de ninguno de los presentes", señaló Gunther.


El comisario indicó que "el hecho fue informado a la Fiscalía de Instrucción que secuestró el arma y pudieron comprobar que se trataba de una pistola de aire comprimido de 32 centímetros de largo que efectivamente estaba sin funcionamiento".


"Enviamos un acta para que el joven se presente con sus padres en la comisaría y en la fiscalía", detalló Gunther.


En tanto, ayer se conoció que un alumno de 13 años de la Escuela Superior de Educación Artística llevó un arma de fuego cargada en la mochila, que fue descubierta por sus compañeros y fueron ellos quienes avisaron a los docentes y autoridades.


Juan Ibáñez, segundo jefe de la Unidad Regional Capital, afirmó que tras ser alertados por la situación "se procedió a resguardar el arma de fuego para prevenir algún mal mayor".


"La fiscalía que interviene nos ordenó el secuestro del arma, que las actividades escolares continúen, que no se las suspendan, y que una vez que terminen las clases, el alumno sea trasladado al Centro de Admisión y Derivación (CAD), para que sea entregado a sus padres con previa justificación del vínculo", agregó Ibáñez.


Por su parte, la directora de la ESEA, Vilma Ricc, aportó a los medios locales que "al principio se creyó que era de utilería, pero se confirmó que era real, entonces se activaron todos los protocolos, se llamó al Ministerio y vinieron todos los grupos a apoyarnos".


"El estudiante no logró sacar el arma de la mochila ni apuntar a sus compañeros; ellos vieron el arma y le comentaron al profesor", aclaró la directora, que agregó que "es la primera vez que sucede algo así" en la escuela. (Télam)


Hozzászólások


bottom of page