Don Bosco: cuatro detenidos tras siete allanamientos por el raid delictivo cometido hace una semana

Uno de los hechos tuvo mucha repercusión ya que la víctima les golpeó el auto y los delincuentes le tiraron a matar.


La Comisaría Octava de Quilmes encabezó en la mañana de este martes una serie de siete allanamientos simultáneos en las villas El Monte y El Matadero, donde detuvo a tres adolescentes por el raid delictivo cometido la semana pasada en Don Bosco. Además arrestaron a un hombre mayor, acusado de alquilar armas a delincuentes.


Fue como resultado de una pormenorizada investigación desarrollada por el gabinete criminológico a cargo del subcomisario Gastón Cuneo. El violento accionar de los ladrones había quedado registrado por una cámara de seguridad vecinal el 15 de diciembre, cuando sobre la calle Gordillo entre Cramer y Chiclana le robaron el celular a un hombre y luego le dispararon un tiro, que por milagro no lo impactó.



Horas después del raid, que incluyó también un asalto a una mujer con su hijo de cinco años, la Policía encontró los autos en los que se habían movilizado los malvivientes -ambos robados-, abandonado en la villa El Monte.


Como resultado de los procedimientos, desarrollados con apoyo del Grupo GAD, Infantería, Policía Local y gabinetes de las comisarías del distrito, detuvieron a dos menores de 16 años y un mayor de 19. Este último sería el autor el autor del disparo y en su vivienda secuestraron un revólver calibre 22 y documentación de las víctimas.



En la causa interviene la Fiscalía Nº 2 de Quilmes, que imputó al mayor de ellos por “robo agravado y robo automotor”. En tanto, los menores quedaron a disposición de la Fiscalía de Responsabilidad Penal Juvenil Nº 1, a cargo de María Julia Botasso, que en las próximas horas definirá si quedan aprehendidos o si los libera.


Además fue aprehendido un hombre de 58 años que acopiaría armas en su domicilio y se las alquilaría a bandas delictivas. En su casa secuestraron revólveres, una escopeta y una granada de mano, que fue detonada posteriormente en un descampado bajo la supervisión de la brigada de Explosivos y de Bomberos de Bernal. La Justicia Federal tomó intervención en su caso por la tenencia de armas y artefactos explosivos.