Dirigentes de movimientos sociales participarán de la "Misa por la Paz"

Tras el intento de asesinato de Cristina Fernández de Kirchner, referentes de distintos movimientos sociales afines al Gobierno asistirán a la ceremonia religiosa porque "es muy importante recomponer el diálogo entre todos los sectores y garantizar la paz social".


Dirigentes de distintos movimientos sociales afines al Gobierno anunciaron este jueves que asistirán a la misa convocada para el sábado por el intendente de Luján, Leonardo Boto, bajo la consigna "Por la paz y la fraternidad de los argentinos", tras el intento de asesinato de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.



"Vamos a Luján porque es muy importante recomponer el diálogo entre todos los sectores. Es fundamental garantizar la paz social. Hay que reconstruir la perspectiva del respeto en la Argentina, la solidaridad y la convivencia democrática", señaló a Télam Gildo Onorato, secretario gremial de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) y dirigente del Movimiento Evita.


En ese marco, el dirigente social evaluó como importante la ceremonia religiosa para plantear "la defensa de la unidad nacional frente a un hecho aberrante y violento como fue el intento de asesinato a la Vicepresidenta".


"Para nosotros tiene que haber un antes y un después tras este acontecimiento. Los movimientos populares siempre estaremos comprometidos con el diálogo, la paz social y la unidad nacional", señaló Onorato.


La denominada "Misa por la Paz y la Fraternidad de los Argentinos" se realizará el próximo sábado a las 13 en la Basílica Nuestra Señora de Luján.


Leonardo Boto: "Confío en que algún dirigente de la oposición venga"

El intendente de Luján, Leonardo Boto, apeló este jueves al "diálogo" e invitó "a toda la comunidad, la dirigencia política y los distintos credos" a participar de la denominada "Misa por la Paz" que se realizará el próximo sábado en el santuario ubicado en esa ciudad bonaerense.


El jefe comunal repudió "los picos de violencia vividos en los últimos días" en la Argentina y el intento de magnicidio a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y expresó que el actual “es un momento bisagra porque no podemos vivir en esta situación de manera permanente”.


Boto reveló que, tras comunicarse con el arzobispo local, le solicitó realizar “una misa que aspira a orar y transitar un proceso de diálogo donde podamos sentar las bases para construir una Argentina que funcione".


En ese marco, sostuvo que "invitamos a toda la dirigencia política, ex dirigentes, fuerzas armadas, los gobernadores e intendentes y representantes de diferentes credos” y deseó que “sea el puntapié para el comienzo del diálogo".


"Confío en que algún dirigente de la oposición venga y podamos iniciar este proceso que es complejo, pero no nos podemos rendir, hay que insistir en dialogar más allá de que sea difícil", remarcó el jefe comunal.


"La convocatoria se enmarca en la Carta a los Obispos recientemente publicada por la Conferencia Episcopal Argentina (CEA)", indicó el Municipio a través de un comunicado.


Al encuentro religioso se invitó también a "vecinos y vecinas de otras confesiones cristianas y religiosas".


La presencia de dirigentes en Luján no implicarán "una gran movilización"

Los principales referentes consultados por Télam aclararon que sus presencias en Luján no implicarán "una gran movilización" por parte de las organizaciones que encabezan, como ocurrió en otras convocatorias.


"Voy a ir a Luján, para que la Virgen Gaucha de Luján nos cobije bajo su manto y nos devuelva la paz al pueblo argentino y a su dirigencia. Que ahuyente los vientos de odio y reconstruya la fraternidad entre nosotros", dijo el titular de la Federación Tierra y Vivienda (FTV) y del partido MILES, Luis D´Elía, en declaraciones a Télam.


Por su parte, el secretario general de la Corriente Nacional Martín Fierro, Nahuel Beibe, también confirmó su presencia en el acto político y religioso y consideró como algo "grave que ante el intento de asesinato de la Vicepresidenta haya referentes de la oposición política y mediática que relativicen lo sucedido".


"Ojalá todos los sectores políticos nos den una fuerte señal ante la sociedad. Ante esta situación los argentinos tenemos que estar más unidos que nunca para decir basta de odio y de violencia", apuntó.


El titular del Movimiento Somos Barrios de Pie, Daniel Menéndez, confirmó también que asistirá a Luján: "Yo voy a Luján, pero no será con gran movilización de militantes, no se está convocando a una movilización".


"Es una misa por la paz y por la Argentina, es una misa importante para que se tenga presente en la memoria los hechos que reflejen la necesidad de mostrar a la sociedad la gravedad de lo ocurrido con el atentado a Cristina Fernández de Kirchner", subrayó Menéndez.


Por último y desde la Corriente Clasista y Combativa (CCC), su principal referente y diputado nacional (FDT), Juan Carlos Alderete, ponderó la realización de la convocatoria porque "ese es el camino para empezar a dar batalla frente a los discursos de odio y violencia".