Detienen a una policía y 9 acusados por vender autos adulterados en redes sociales

Sucedió en Moreno, donde las estafas se hacían con autos de alta gama robados que luego eran vendidos como usados.


Diez personas, entre ellas una integrante de la policía bonaerense, fueron detenidas acusadas de cometer estafas y simular ser parte de una empresa automotriz para captar clientes a los que estafaban mediante la venta de autos de alta gama usados que eran robados, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.


Los informantes indicaron hoy que la fiscal Carina Saucedo, de la UFI 2 de Moreno-General Rodríguez, fue quien requirió 18 allanamientos que se realizaron en la zona de Moreno, General Rodríguez, Paso del Rey, San Miguel, Ituzaingó y Quilmes, por donde se manejaba la banda delictiva para cometer las maniobras criminales.


"La organización criminal se dedicaba a estafar a personas con la venta de vehículos robados, con documentación adulterada, a través de plataforma “Market Place” de Facebook. Todos los autos eran robados", contó un jefe policial a Télam.


Luego de diversas tareas de inteligencia, declaraciones de las personas estafadas, análisis de perfiles en redes sociales, informes telefónicos, filmaciones y aperturas de antenas, los pesquisas lograron individualizar los abonados telefónicos desde los cuales operaban los autores de las estafas.


La banda se movía de manera coordinada y publicaba autos de alta gama para la venta en la página de Market Place.


La mayoría de los vehículos contaba con impedimento legal o estaban hechos con autopartes de procedencia ilícita, con numeración registral adulterada.


Para poder venderlos, los delincuentes falsificaban la documentación, agregaron voceros de la investigación.


Los detenidos son seis hombres y dos mujeres, una de ellas policía, quienes operaban desde dos agencias de venta de autos del centro de Moreno, una llamada “El Lavadero”, ubicada en avenida Victorica, a media cuadra de las vías del ferrocarril Sarmiento, y otra "Todo Autos”, en ruta 7 y Crisólogo Larralde.


En ambas se realizaron allanamientos y se hallaron varios autos con patentes y partes adulteradas.


Otro de los procedimientos se efectuó en el country Banco Provincia de Francisco Álvarez, situado en Almafuerte 3901, donde la policía detuvo al sindicado cabecilla de la banda y a su pareja, una mujer policía perteneciente al Comando de Patrullas de Moreno que se encontraba en actividad.


Los detenidos están acusados de "asociación ilícita en concurso real con defraudación, encubrimiento agravado por el ánimo de lucro y por la habitualidad, adulteración de la numeración registral y utilización de documento público y privado falso”.