top of page

Detienen a dos prófugos por el doble crimen en una carbonera de Zárate

Uno de ellos fue arrestado en Misiones, mientras que el otro en el partido bonaerense de Pilar. El robo y los asesinatos, a un empleado y un policía, ocurrieron el jueves 27 de abril.


Dos hombres que estaban prófugos como sospechosos de integrar la banda que hace tres meses asaltó una carbonera del partido bonaerense de Zárate y asesinó a un policía y a un empleado, fueron detenidos en la localidad misionera de Oberá y en Pilar, informaron fuentes judiciales y de la fuerza.


La primera detención fue realizada el martes por personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) Zárate-Campana, con el apoyo de la Unidad Regional II de la Policía de Misiones, tras un allanamiento ordenado por el Juzgado de Garantías 1 del mencionado distrito.


Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que la detención del acusado, identificado como Juan Alberto A., ocurrió en una vivienda situada en la calle Juan Domingo Perón del barrio Sapucay de Oberá.


En su poder, los efectivos secuestraron teléfonos celulares, pasamontañas y documentación que serán analizados próximamente.


Según las fuentes, el sospechoso fue trasladado a Zárate y en la mañana de este miércoles declaró ante el fiscal Alberto Gutierres, subrogante de su colega Andrea Palacios que es la que lleva adelante la investigación.


Los voceros añadieron que el hombre negó su participación en el hecho de la carbonera y aclaró que no conoce a los otros involucrados en el expediente, caratulado como "robo doblemente agravado por ser cometido con el uso de arma de fuego apta para el disparo y en lugar despoblado, en concurso ideal con homicidio agravado criminis causa y por ser una de las víctimas miembro de la policía".


Además, al ser preguntado el motivo por el cual se había ido a Misiones, el imputado respondió que fue a esa provincia para visitar a su madre.


Tras la indagatoria, el sospechoso quedó detenido como presunto coautor del doble homicidio del policía bonaerense Osvaldo Osmar Cantero (25) y del empleado Luciano Padrón (22).


La última detención

En relación a la causa, la fiscal Palacios dispuso la detención de otros dos hombres, uno de los cuales fue capturado en la noche de este miércoles en el partido de Pilar.


De acuerdo a lo informado, este sospechoso, cuyos datos filiatorios no fueron dados a conocer, será indagado mañana por Gutierres.


Por el caso, días después del asalto habían detenido a un policía que luego fue excarcelado por falta de mérito, dado que el principal testigo no lo identificó en la rueda de reconocimiento.


El robo a la carbonera

El hecho ocurrió en la noche del jueves 27 de abril último, cuando entre cuatro y cinco delincuentes ingresaron al predio por los fondos a la carbonería ubicada en el kilómetro 13 de la ruta provincial 193, de Zárate, luego de atravesar un campo, y desde allí se dirigieron a la casa principal, donde sorprendieron a los integrantes de la familia.


En medio de los gritos por el asalto, la hija del dueño logró subir por las escaleras y darle aviso a su padre, que se estaba duchando, quien escapó del lugar por una ventana, saltó por un balcón y se dirigió a la vivienda donde residen los empleados.


Desde allí, según las fuentes, salió el primer llamado al 911 en el que advirtieron que se estaba cometiendo un asalto, por lo que un patrullero se dirigió al lugar.


Mientras tanto, los peones salieron al predio a ver qué ocurría y en ese momento fueron sorprendidos por uno de los delincuentes, que estaba armado.


Los asaltantes trasladaron a los dos empleados que quedaban a la casa principal, a uno lo maniataron y al otro, como se resistió, le dieron un culatazo que le produjo un corte en el cuero cabelludo, dijeron las fuentes.


En esas circunstancias, Padrón recibió un balazo que le causó la muerte casi en el acto, añadieron las fuentes.


Tras apoderarse de una importante suma de dinero, los delincuentes pretendieron escapar, y en ese momento se tirotearon con los policías que llegaron por el llamado al 911.


Durante el mismo hecho, además del crimen del empleado, los delincuentes asesinaron en un tiroteo al policía Cantero, del Grupo de Prevención Motorizada de Zárate, quien llegó al lugar alertado del asalto junto a su compañero Ezequiel Romelio, también baleado, aunque sobrevivió.


(télam)

Comentarios


bottom of page