Desplazaron al jefe de la Policía de Rosario tras un allanamiento

Desde que Omar Perotti iniciara su gobierno, en diciembre de 2018, se descabezó ocho veces la fuerza de seguridad de la ciudad. El reemplazo obedece a una disputa interna entre la jefa policial provincial y quien hasta el jueves era el titular de la Unidad Regional II.


El Ministerio de Seguridad de Santa Fe anunció el jueves el reemplazo del jefe de la Unidad Regional II de Policía, Natalio Marciani, por la actual subjefa, luego de que el miércoles un fiscal allanara la sede local de la fuerza de seguridad para secuestrar teléfonos celulares en una causa por presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público.


La nueva conducción de la Policía de Rosario, a cargo interinamente de la subjefa Betina Governatori hasta una nueva designación, es la octava cúpula desde que se inició el gobierno de Omar Perotti en diciembre de 2018.



Según informó el Ministerio, su titular Jorge Lagna decidió reemplazar al jefe Marciani para colocar interinamente en su lugar a la segunda de la Policía local, Governatori.


Voceros del Gobierno explicaron a Télam que el reemplazo obedece a una disputa interna entre la jefa de Policía de la provincia de Santa Fe, Emilse Chimenti, y el hasta el jueves titular de la UR, Marciani.


De hecho, el procedimiento realizado el miércoles en la sede de la Policía de Rosario por el fiscal de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos, José Luis Caterina, estuvo motivado en una denuncia presentada por la propia Chimenti por presuntas irregularidades en la URII.



El fiscal secuestró varios teléfonos celulares de miembros de la fuerza de seguridad, aunque no se brindaron más detalles al respecto.


La causa, informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA), es por posible incumplimiento de los deberes de funcionario público.


Según las mismas fuentes consultadas, el hasta ayer jefe de Rosario, Marciani, también había realizado con anterioridad una presentación judicial que apuntaba a Chimenti, cuando la jefa policial estuvo en forma interna a cargo de la fuerza en la ciudad de Rosario.


El ministro Lagna puso fin a esas disputas con el apartamiento de Marciani como jefe de Rosario y su reemplazo, en forma interina, por la subjefa Governatori.


Un comunicado de la cartera de Seguridad distribuido el jueves señala que Governatori estará a cargo de la URII “hasta que se designe un nuevo jefe”.


El reemplazo de Marciani por su segunda constituye el octavo cambio de cúpula policial en Rosario desde el inicio del actual Gobierno provincial.


El primer jefe, el comisario Marcelo “Conejo” Gómez, sólo duró cuatro días en el cargo, luego de que el entonces ministro de Seguridad, Marcelo Sain, lo desplazara de la conducción y lo denunciara penalmente por haber dejado sin custodia edificios públicos y puestos fijos de esta ciudad santafesina.


El recambio de Marciani se produce, además, en medios de un recrudecimiento de la violencia altamente lesiva en la principal ciudad de Santa Fe, que registra más de 80 homicidios en lo que va del año.