Desbarataron un banda narco presuntamente vinculada a "Los Monos"

Fue a partir de 28 procedimientos, realizados en las ciudades de Rosario y Villa Gobernador Gálvez y en las islas del Paraná, en los que participaron unos 330 efectivos de la Prefectura y 70 móviles terrestres y fluviales.


Ocho personas presuntamente vinculadas al clan narco "Los Monos" y las balaceras ocurridas en las últimas semanas en Rosario fueron detenidas durante 28 allanamientos realizados este fin de semana en las ciudades santafesinas de Rosario y Villa Gobernador Gálvez y en varias islas del río Paraná, informaron este domingo fuentes judiciales.


"En los allanamientos fueron detenidos siete hombres y una mujer, que integraban una organización criminal bien definida con roles para cada uno de sus integrantes, en la comercialización de estupefacientes y que, según trascendidos, poseían vínculos estrechos con el clan Cantero", indicó a Télam un vocero judicial.



En los allanamientos realizados el sábado por personal de Prefectura Naval Argentina (PNA) y de la Policía de Santa Fe se secuestraron estupefacientes, armas, vehículos y otros objetos de interés para la causa que se inició a partir de las balaceras ocurridas en las últimas tres semanas en Rosario.


"Después de exhaustivas tareas de campo, los investigadores pudieron establecer que la organización criminal detrás de las balaceras se dedicaba a la comercialización de estupefacientes, siendo una de las Islas rosarinas el lugar donde se mantenía oculta y se enfriaba la sustancia", reportó un portavoz de la Agencia de Investigación Criminal (AIC).


Según fuentes oficiales, el circuito que realizaban estos sospechosos consistía en trasladar cocaína y marihuana desde Rosario hacia las islas del río Paraná, donde luego de unos días de enfriamiento era distribuida a diferentes puntos de venta.


A su vez, uno de los miembros de la organización se encargaba de recaudar las ganancias producidas por la mercadería que circulaba por las calles de Rosario y Villa Gobernador Gálvez, en el sur del Gran Rosario.


Los 28 allanamientos fueron ordenados por el juez federal 3 de Rosario, Carlos Vera Barros, a pedido de los fiscales Claudio Kishiomolo y Franco Benetti.


Y de las diligencias participaron unos 330 efectivos de la Prefectura y 70 móviles terrestres y fluviales, que arribaron desde diferentes puntos del país.