Desafectaron a los policías que reprimieron a trabajadores en Quilmes

El gobierno de la Provincia de Buenos Aires junto con el Municipio local se encargaron de repudiar los hechos de violencia ante el legítimo reclamo laboral y tomar medidas drásticas.



Por decisión del gobierno de la Provincia de Buenos Aires con Axel Kicillof a la cabeza, con apoyo del ministro de Seguridad, Sergio Berni, y la intendenta del Municipio, Mayra Mendoza, se decidió desafectar a los policías que balearon a trabajadores despedidos.


En el día de ayer, los trabajadores del frigorífico Penta reclamaban frente a la empresa por 250 despidos injustificados, pese a la pandemia por coronavirus que impide la aglomeración de personas.


A todo riesgo, decidieron continuar con el reclamo en defensa de sus puestos de trabajo en forma completamente pacífica pese a algunas gomas y maderas quemadas.


La policía decidió intervenir por decisión propia y de manera violenta contra los trabajadores a quienes les disparó con balas de goma. Ocasionaron lesiones de gravedad a varios de ellos que debieron ser atendidos en los hospitales más cercanos.



La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, escribió: "Acompaño la decisión de @BAProvincia de desafectar a los policías involucrados en la represión de los trabajadores del frigorífico Penta. No vamos a avalar jamás el uso de la violencia. Pedimos que los dueños del frigorífico sean responsables y acaten la conciliación obligatoria".


Antes, ya había repudiado lo sucedido en las redes sociales.