top of page

Confirman procesamiento por estafa a persona que promocionaba inversiones en dólares por Instagram

La Cámara Nacional en lo Criminal confirmó el procesamiento por estafas reiteradas a un hombre que a través de la red social Instagram ofrecía una renta de 30 por ciento mensual por inversiones en dólares.



La resolución fue dictada por la Sala V de la Cámara, al ratificar una decisión tomada en primera instancia.


El tribunal tuvo por "acreditado" que el procesado “elaboró un usuario en Instagram a través de la cual atraía clientes a su fondo de inversión, y de donde surgía un link que permitía a los interesados contactarse por WhatsApp a su abonado”, según los fundamentos del fallo al que pudo acceder Télam.


Los denunciantes dijeron que los primeros meses el acusado cumplió total o parcialmente sus obligaciones, pero al poco tiempo comenzó a alegar la imposibilidad de afrontar los intereses y la devolución del capital que le habían entregado.


La defensa sostuvo que no hubo intención de engañar a nadie, sino que se trataba de inversiones “de riesgo” y que cualquier pérdida debía atribuirse a la mala suerte y avatares del mercado y a las equivocadas decisiones tomadas por un empleado.


El imputado basó su descargo en las “dificultades” que se le presentaron, pero la Sala V de la Cámara evaluó que “no aportó ninguna constancia ni explicación verosímil acerca de cuál fue el destino que le dio al dinero que recibió por parte de los damnificados”.


El tribunal agregó que no se sabe “cuáles fueron las concretas inversiones que realizó con el dinero que recibió de cada uno de ellos y mediante las cuales pretendía obtener una ganancia que permitiera entregarles un interés del 30 por ciento mensual a los potenciales clientes, tal como les hacía saber verbalmente o a través de la red Instagram”.


En coincidencia con la resolución de primera instancia, los camaristas Ricardo Pinto y Hernán López acotaron que el imputado “desplegó una puesta en escena al ofrecer un servicio financiero” a través de una presunta empresa que llevaba por nombre la sigla LGI, en la que “prometía importantes intereses mensuales a sabiendas desde el inicio que no estaba en condiciones de afrontar ese compromiso”. (Télam)

Comments


bottom of page