China prometió relajar regulaciones y los mercados rebotan con fuerza

Tras dos jornadas negras donde Hong Kong acumuló caídas por 10,69%, las empresas chinas alcanzan una suba del 13%, recuperando casi la mitad de las pérdidas acumuladas en lo que va del año.


Las acciones de las empresas chinas en Wall Street y Hong Kong rebotaban con fuerza este miércoles, luego de que una serie de declaraciones por parte de funcionarios del Gobierno chino brindara calma a los mercados.


Tras dos jornadas negras, donde Hong Kong (Hang Seng) acumuló caídas por 10,69%, el índice rebotó este miércoles 9,08%, con las empresas chinas alcanzando una suba del 13%, recuperando casi la mitad de las pérdidas acumuladas en lo que va del año.


En tanto, firmas tecnológicas como Alibaba, JD.com y Didi registraban alzas de entre el 20% y el 40% en el premercado de Wall Street.


En los últimos días, los papeles chinos registraron fuertes pérdidas a causa de la presunta asistencia financiera y militar de China a Rusia; y el rebrote de casos de coronavirus que derivaron en cuarentenas masivas en ciudades como Shenzhen.


A dichos motivos se añade la persistente regulación del país sobre distintos sectores como el inmobiliario y el tecnológico, que motivó que el conjunto de empresas que cotizan en el Nasdaq estadounidense perdieran US$ 1,1 billones durante el año pasado y hasta el 75% de sus valores; además de una amenaza por parte de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) de retirar una serie de empresas chinas de los mercados bursátiles por no cumplir con los requisitos de auditoría.


Sin embargo, Beijing intentó llevar calma a los mercados prometiendo relajar los controles regulatorios, además de brindar mayores estímulos a la economía.


La Comisión Central de Asuntos Financieros y Económicos del Partido Comunista (PCCh), dirigida por el vicepremier Lu He, comunicó este miércoles, tras una reunión, que el Gobierno deberá “introducir activamente políticas que beneficien los mercados”, en declaraciones difundidas por la agencia de noticias Bloomberg.


Del mismo modo, la entidad económica prometió una mayor estabilidad en las políticas y que las mismas sean más “transparentes y predecibles”, en el caso de las compañías tecnológicas.


Por su parte, respecto del sector inmobiliario, que el año pasado sufrió un colapso con gigantes como Evergrande al borde la quiebra, el comunicado prometió la introducción de un plan para prevenir riesgos entre los desarrolladores; mientras que en referencia a los problemas regulatorios en Estados Unidos, señaló que China alcanzó un “progreso significativo” con las autoridades estadounidenses y que ambas partes se encuentran trabajando para formular un plan de cooperación.


El comunicado, que fue acompañado por otro del Banco Central de China donde anticipó que acompañará la implementación de las medidas, fue recibido como un cambio de tono en la política económica china.


“Existía temor de que Beijing no le importa mucho los mercados financieros pero esta reunión muestra que no es el caso; aunque deberán actuar rápido ya que si nada sucede en las próximas semanas, los mercados pensarán que esto es falso”, opinó Chen Long, economista en Plenum, una consultora basada en China, a Bloomberg.


Del mismo modo, la Comisión concluyó que existe una necesidad de “estimular la economía” en China, y que la política monetaria será proactiva durante el trimestre en curso, incrementando el crédito.


En ese sentido, a principios de este mes, el gobierno de Xi Jinping (quién buscará un tercer mandato este año) estableció como meta alcanzar un crecimiento de 5,5% durante este año, focalizando en la “estabilidad” de la economía.


Pese a que la cifra es la menor en décadas y que pocas veces Beijing no alcanzó a cumplir con sus metas respecto al Producto Bruto Interno (PBI), diversos economistas consideraron la misma como ambiciosa y dudan sobre la posibilidad de siquiera alcanzarla, debido al coronavirus y las dificultades geopolíticas.