China prohibió el uso comercial de Bitcoin y cayó por debajo de los US$ 35.000

Las decisiones comerciales internacionales están provocando caídas estrepitosas en la criptomoneda.


La cotización del bitcoin caía esta mañana por debajo de los US$ 35.000, con lo cual perdía 25% en 24 horas y 42% en una semana, como consecuencia de la decisión de China de prohibir las transacciones de criptomonedas.


De acuerdo con el sitio de cotizaciones en tiempo real Coinmarketcap, el bitcoin se ubicaba en US$ 33.500, lejos de los US$ 58.000 a los que operaba el jueves pasado; y mucho más aun del récord de US$ 63.700 que alcanzó a mediados de abril.


China prohibió a las instituciones financieras y empresas de pagos que presten servicios relacionados con transacciones de criptomonedas, y advirtió a los inversores institucionales en contra de las operaciones especulativas con ese tipo de divisas.


Como consecuencia de la prohibición, estas instituciones no deben ofrecer a los clientes ningún servicio relacionado con las criptomonedas, lo que incluye a los bancos y los canales de pago en línea, el registro, la negociación, la compensación y la liquidación de criptoactivos.


La medida fue establecida en una declaración conjunta de las asociaciones Nacional de Finanzas por Internet, la Bancaria, y de Pagos y Compensación de China.


Estos organismos agregaron que "recientemente, los precios de las criptomonedas se dispararon y desplomaron, y el comercio especulativo repuntó, infringiendo gravemente la seguridad de la propiedad de las personas y perturbando el orden económico y financiero normal".


China también restringió los operadores de criptomonedas y las ofertas iniciales de monedas (ICO), pero no prohibió la tenencia por parte de particulares.


Las instituciones no deben prestar servicios de ahorro o fideicomiso de criptodivisas, ni emitir productos financieros relacionados.


El comunicado también destacó los riesgos del comercio de criptomonedas, al afirmar que "no están respaldadas por un valor real", sus precios son fácilmente manipulables y los contratos de comercio no están protegidos por la ley china.


El Banco Popular de China puso en marcha semanas atrás el yuan digital, que se puede emplear para transacciones comerciales a través de Alipay, la plataforma de pagos del gigante del comercio electrónico Alibaba.


El lunes último circuló fuerte en las redes el rumor de que Tesla habría vendido sus tenencias en bitcoin, a lo que su director ejecutivo, Elon Musk, respondió que no era cierto, pero no aclaró si está decidido que no lo hará, lo cual no aplacó la incertidumbre que reina en el mercado cripto.


Cuatro días antes, la empresa de autos eléctricos anunció que dejará de aceptar bitcoin como forma de pago.


"Tesla ha suspendido la compra de vehículos usando Bitcoin. Estamos preocupados por el rápido aumento en el uso de combustibles fósiles para el minado y transacciones de Bitcoin, especialmente carbón, que tiene el peor nivel de emisiones que cualquier combustible", aseguró el propio Musk, en un comunicado que publicó en su cuenta de Twitter.


Por otra parte, el viernes último se conoció que Binance, la mayor plataforma del mundo en lo que respecta al intercambio de criptomonedas, está siendo investigada por el Departamento de Justicia y el Servicio de Impuestos Internos de los Estados Unidos ante unas presuntas prácticas de lavado de dinero y delitos fiscales.


Durante el fin de semana se sumó la noticia que Square, la empresa para pagos propiedad del CEO de Twitter, Jack Dorsey, anunció que no volverá a invertir en bitcoin, donde perdió US$ 20 millones en las últimas semanas.


Square había iniciado una inversión en la criptomoneda en octubre de 2020 con US$ 50 millones, para luego sumar otros US$ 170 millones en febrero último