Cayó la bestia que relataba por Whatsapp cómo abusaba de su hijita

La noticia se viralizó rápidamente por las redes sociales debido a la indignación de la sociedad ante las aberraciones que contaba el violador.


Se trata de Jorge Adrián Cardozo quien relató sus abusos a su hija de seis años. Lo hizo via audios de Whatsapp por lo que fue prueba suficiente para detenerlo en la casa de un pariente en Ezeiza, luego de once allanamientos policiales.



Los vecinos intentaron prender fuego su casa. Fue su propio tío quien lo entregó.


Las fuentes que hablaron con Crónica HD declararon que el sujeto de 30 años es adicto a la cocaína, marihuana y el paco y que vendió su teléfono "para conseguir más drogas".



El comprador del teléfono fue quien descubrió todos los audios que relataban los aberrantes abusos.


El acusado será indagado en las próximas horas por la fiscal Magdalena González, en el marco de una causa abuso sexual agravado por el vínculo y por acceso carnal.