top of page

Brasil denunció la parálisis de la ONU y pidió al G20 reformar la gobernanza global

Para el canciller brasileño, "las instituciones multilaterales no están adecuadamente equipadas para hacer frente a los desafíos actuales, como lo demuestra la inaceptable parálisis del Consejo de Seguridad" de Naciones Unidas en relación con los conflictos en curso.

Télam


El canciller de Brasil, Mauro Vieira, convocó este miércoles al G20 a trabajar para la reforma de los organismos multilaterales y denunció la "parálisis" del Consejo de Seguridad de la ONU, que impacta en la pérdida de vidas en conflictos, al inaugurar en Río de Janeiro una reunión de cancilleres del grupo marcada por las guerras en la Franja de Gaza y Ucrania.


Vieira destacó que el G20 actualmente es el único foro en el que países que están enfrentados y carecen de diálogo en organismos internacionales pueden debatir y presentar sus posiciones en forma abierta, y enfatizó que el mandato del presidente Luiz Inácio Lula da Silva para 2024 apunta a la reforma de la gobernanza global, el sistema ONU, el FMI y el Banco Mundial.


"Las instituciones multilaterales no están adecuadamente equipadas para hacer frente a los desafíos actuales, como lo demuestra la inaceptable parálisis del Consejo de Seguridad en relación con los conflictos en curso; este estado de inacción implica directamente la pérdida de vidas inocentes", afirmó Vieira en el discurso de apertura de las discusiones, que seguirán mañana en la Marina da Gloria, en el centro de Río de Janeiro, y que son preparatorias de la cumbre de líderes del G20 que tendrá lugar el 18 y 19 de noviembre en esa misma ciudad.


Las declaraciones del canciller brasileño sobre la "parálisis" en la ONU se dan después de que Estados Unidos vetara el martes por tercera vez una propuesta de resolución en el Consejo de Seguridad para ordenar un alto el fuego inmediato en la guerra entre Israel y Hamas.


Trece miembros del organismo votaron a favor del texto elaborado por Argelia, mientras el Reino Unido se abstuvo y Estados Unidos, miembro permanente y con poder de veto, fue el único país que se pronunció en contra de la resolución.


En ese marco, Vieira dijo que el G20 es una oportunidad para reunir a los que piensan diferente.


"Dada la situación que estamos viviendo, este grupo es, posiblemente, el foro más importante donde los países con puntos de vista opuestos todavía pueden sentarse a la mesa y mantener conversaciones productivas sin necesariamente cargar con el peso de posiciones rígidas y arraigadas que han impedido el progreso en otros foros, como el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas", indicó.


A la reunión asisten, entre otros, el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, y el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, así como la canciller argentina, Diana Mondino.


El jefe de la diplomacia estadounidense mantuvo hoy un encuentro con Lula en Brasilia, en el que ambos coincidieron en la necesidad de la creación del Estado Palestino, al reunirse en el palacio presidencial en medio de una crisis diplomática entre Brasil e Israel por la guerra en Gaza


"El presidente Lula reafirmó su deseo de paz y del fin de los conflictos en Ucrania y la Franja de Gaza. Ambos coincidieron en la necesidad de crear un Estado palestino", dijo la Presidencia de Brasil en un comunicado enviado a Télam sobre la reunión con Blinken, que el viernes viajará a Buenos Aires y se reunirá con Javier Milei.


La reunión con Blinken llegó luego de que Estados Unidos rechazara una comparación de Lula de la ofensiva israelí en la Franja de Gaza con el Holocausto.


Durante una visita a Etiopía, Lula acusó el domingo a Israel, que cuenta con el apoyo militar y diplomático de Washington, de cometer un "genocidio" contra los palestinos y comparó las acciones del ejército israelí con el exterminio de los judíos por los nazis.


Las palabras del presidente causaron revuelo y despertaron las críticas de Israel y su socio norteamericano.


Israel lo declaró "persona non grata" y dijo que no podrá ingresar a su territorio hasta que se retracte y disculpe.


En respuesta, Brasil llamó a consultas a su embajador en Tel Aviv y convocó al representante diplomático israelí para mostrar su "insatisfacción".


En tanto, no se espera que Blinken se reúna con Lavrov en Río, cuyos países están en tensión especialmente después de la invasión rusa a Ucrania, que cumple el sábado dos años, y tras la muerte la semana pasada del opositor Alexey Navalny en una prisión en el Ártico ruso.


Previo al inicio de la reunión de cancilleres, Lavrov conversó con Vieira y con su par de México, Alicia Bárcena.


Por su parte, la canciller Mondino mantuvo durante la mañana distintos encuentros bilaterales con sus pares de Brasil, Reino Unido, Unión Europea (UE) y con el vicecanciller de Singapur.


Mondino fue recibida por Vieira, con quien coincidió en "profundizar el trabajo conjunto en temas fronterizos y de integración física y energética", informó Cancillería en un comunicado.


"La canciller puntualizó que existe interés de Argentina en atraer inversiones brasileñas para ampliar la infraestructura de transporte de gas y en beneficio de ambos países", agregó el texto.


En su intervención de hoy ante sus pares, el canciller brasileño sostuvo que su país no acepta un mundo en que las divergencias "sean resueltas por el uso de la fuerza militar" y destacó que el hemisferio sur optó por no desarrollar armas nucleares, una decisión que necesita ser tenida en cuenta cuando América Latina, África, el sudeste asiático y Oceanía buscan defender posiciones en el escenario global.


"Una parte muy significativa del mundo hizo una opción por la paz y no acepta ser involucrada en conflictos impulsados por naciones extranjeras; Brasil rechaza la búsqueda de hegemonías, sean estas antiguas o nuevas. No queremos vivir en un mundo fracturado", sostuvo.


La presidencia de Brasil en el G20 con Lula tiene tres temas principales en la agenda: lucha contra el hambre, pobreza y desigualdad, desarrollo sostenido en sus dimensiones económico, social y ambiental y la reforma de la gobernanza global.


El G20 reúne a los países con las mayores economías del mundo, cuyos miembros se reúnen anualmente para debatir iniciativas económicas, políticas y sociales, y que se definen a sí mismos como el principal foro de cooperación económica internacional.


Los países integrantes del foro son Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Estados Unidos de América, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, República de Corea, Rusia, Sudáfrica, Turquía, Unión Africana y UE. Además, participan en el G20 países y organizaciones internacionales invitadas.

Comments


bottom of page