Bestias asaltaron a una familia en su casa de Pilar y violaron a una joven

La víctima fue la hija del matrimonio atracado junto a sus hijos y su nuera, en una casa del barrio Almirante Irizar de la localidad del norte bonaerense de Pilar, en una zona de quintas.


Una joven de 20 años fue violada por delincuentes que ingresaron a robar en la casa de sus padres, quienes se dedican al cultivo de frutillas en el partido bonaerense de Pilar, de donde se llevaron unos 40.000 pesos y dos camionetas, informaron este miércoles fuentes judiciales.


El hecho se registró alrededor de las 4 de la madrugada del lunes último en una zona de quintas del barrio Almirante Irizar, en jurisdicción del mencionado distrito de la zona norte del Gran Buenos Aires.


Fuentes judiciales informaron a Télam que todo comenzó cuando una familia dedicada al cultivo de frutillas, de nacionalidad boliviana, compuesta por un hombre de 55 años y su esposa de 48; su hija, de 20; su hijo, de 22; y su nuera, también de 20 años, estaba durmiendo.


En ese momento, un grupo de seis delincuentes armados ingresó por la fuerza al inmueble y, tras amenazarlos, maniató a todos ellos menos a la hija de la pareja.


Según las fuentes, los asaltantes sustrajeron unos 40.000 pesos, teléfonos celulares y prendas de vestir.


Además, la banda robó dos camionetas, una Mercedes Sprinter y una Volkswagen Amarok que horas después fueron encontradas abandonadas en la zona sur del conurbano.


Los voceros añadieron que, en esas circunstancias, tres de los delincuentes violaron a la joven a la que habían obligado a subir a uno de los vehículos.


Tras el ataque sexual, la víctima fue arrojada de la camioneta, y los agresores huyeron junto a sus cómplices.


Efectivos policiales fueron alertados y comenzaron a investigar el asalto en busca de cámaras de seguridad que hayan captado las posibles vías de escape.


El hecho es investigado por la fiscal Carolina Carballido Calatayud, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción Especializada en Violencia de Género de Pilar.


Otro hecho delictivo en el mismo barrio


En ese mismo barrio, el 1 de noviembre del año pasado un comerciante fue asesinado de un escopetazo en el rostro cuando defendió a su esposa de un grupo de cinco delincuentes que entró a robar a su casa, donde también funcionaba un mercado.


El crimen ocurrió en las calles El Alazán y Los Naranjos y la víctima fue identificada como Mariano Yucra (72), también de nacionalidad boliviana.