top of page

Balearon un auto de la familia de Antonela Roccuzzo y robaron $8.000.000

El hecho se prudujo cuando trasladaban el dinero del supermercado "Único", perteneciente a la familia, para depositarlo en una entidad bancaria.


Un familiar de Antonela Roccuzzo, la esposa del astro de fútbol Lionel Messi, fue asaltada por delincuentes que le balearon el auto para robarle dos mochilas con ocho millones de pesos que iba a depositar junto a otras dos personas a una entidad bancaria de la ciudad de Rosario, informaron fuentes policiales y judiciales.


El asalto se produjo en la mañana del miércoles, cuando una prima de la esposa del actual futbolista del Inter Miami, de Estados Unidos, identificada como Agustina Scaglia (23), manejaba un Chevrolet Ónix negro, en el que iba con otras dos personas a depositar a un banco de Rosario dinero del supermercado "Único", perteneciente al suegro de Messi.


Al llegar a Lavalle y Pasaje Suárez, a unas 10 cuadras del supermercado, delincuentes a bordo de un auto blanco se le pusieron a la par y los encerraron con fines de robo.


El jefe del Comando Radioeléctrico de Rosario, Darío Santamaría, dijo a Télam que, de acuerdo a los primeros pasos de la investigación, los asaltantes “venían siguiendo” a sus víctimas desde la salida del supermercado y “los interceptan en Lavalle al 1700”, a la vez que explicó que el traslado de dinero en efectivo es una “operación habitual”.


El Onix con los tres ocupantes se detuvo por el tránsito y en ese momento se le pone al lado, y luego lo encierra, un vehículo color blanco Fiat Cronos, dijeron a Télam voceros de la pesquisa.


“Cuando los chicos quisieron acelerar, se produce el disparo en la puerta izquierda trasera durante el hecho de robo”, explicó el comisario Santamaría, y agregó que dos personas se bajaron del vehículo, rompieron una ventanilla del automóvil de la familia Roccuzzo y robaron dos mochilas con unos ocho millones de pesos.


El jefe policial explicó que participaron del hecho “al menos tres personas”, porque una quedó como conductor del Cronos utilizado en el asalto.


La Fiscalía Regional Rosario, por su parte, informó que “en principio” habrían sido dos los automóviles que participaron del robo calificado, “cuyas características se preservan”.


Santamaría confirmó que el dinero robado pertenecía al supermercado "Único" y consideró que no se trató de un hecho "al azar", sino de algo "muy puntual", por lo que se tomaron entrevistas en el entorno de la familia y de los trabajadores en busca de identificar a los delincuentes.


"Estamos tomando entrevistas para ver quiénes sabían de este movimiento", expresó el jefe policial, en referencia a la posibilidad de que haya existido un "entregador" que aportó los datos sobre día y horario en que se iba a realizar el traslado del dinero.


Tras el robo, la prima de Antonela Roccuzzo y los otros dos ocupantes siguieron su marcha asustados hasta avenida Pellegrini y Lavalle, donde finalmente detuvieron su marcha.

El jefe del Comando Radioeléctrico añadió que en el lugar trabajaron efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) en busca de huellas y en levantamiento de la vaina servida.

“Hay muchas huellas en el auto”, aseguró.


Este no es el primer hecho delictivo que tuvo como blanco a la familia política de Messi, ya que el 2 de marzo pasado, el frente del supermercado "Único" fue baleado por delincuentes que dispararon 14 balazos y, además, dejaron una nota intimidatoria para el capitán de la selección argentina campeona del mundo en Qatar.


La balacera ocurrió minutos antes de las 3 de esa madrugada en el supermercado ubicado al 2500 de la calle Lavalle, de Rosario, donde se halló un mensaje que decía: "Messi te estamos esperando. Javkin es narco, no te va a cuidar", en referencia al intendente local Pablo Javkin.


Según la investigación, ese caso no se trató de un hecho de “inseguridad” habitual, sino de una disputa entre fracciones de la narcobanda rosarina “Los Monos” por el control de negocios ilícitos y la conducción de la barrabrava del club Newell’s Old Boys.


El 30 de junio pasado trece personas fueron imputadas por cinco homicidios, balaceras y atentados cometidos en cuatro meses como parte de una disputa interna “por diferencias económicas” de la organización criminal.


Un equipo de fiscales acusó entonces formalmente a Pablo Nicolás Caminos, un joven preso por homicidio, de ser el presunto líder de una asociación ilícita que disputó a tiros la barra del club del Parque Independencia.


Según informaron fuentes judiciales, el juez de la audiencia, entre los hechos analizados durante dos jornadas de audiencia, los fiscales le achacaron a la banda liderada por Caminos –preso en la cárcel Rawson- la balacera al supermercado de José Roccuzzo, el suegro del capitán de la Selección Argentina de fútbol.


La noticia de la balacera dio la vuelta al mundo y, según los fiscales, ese era el objetivo que perseguía Caminos, quien fue imputado como instigador del tiroteo al supermercado cuyos autores materiales aún no han sido identificados.


“Estos ataques armados tiene que ver con estas dos facciones enfrentadas de la misma banda criminal, donde una de ellas maneja la barrabrava de Newell’s”, dijo el fiscal Franco Carbone, uno de los integrantes del equipo del Ministerio Público de la Acusación (MPA), encargado de las investigaciones sobre balaceras.


Según la pesquisa, Caminos, que conforma una célula de la narcobanda “Los Monos” guiada también desde la cárcel por Ariel “Guille” Cantero, se enfrentó desde noviembre del año pasado a otro subgrupo de la misma organización criminal, encabezado por Leandro “Pollo” Vinardi; Carlos Damián “Toro” Escobar y Gerardo “Dibu” Gómez.


Carbone sostuvo que “el ataque al supermercado de la familia Roccuzzo buscó tener un alto impacto mediático, tratando de generar conmoción pública”.


Y agregó que “en ese contexto” la acción buscó “evidenciar esta rivalidad y generar notoriedad pública” mediante un hecho criminal.


“La familia no tiene que ver con el móvil del ataque, pero sí en visibilizar esta disputa interna”, explicó entonces el fiscal.


Télam


Commentaires


bottom of page