Asesinó de un disparo a su compañero de trabajo, prendió fuego el cadáver y lo arrojó en un camino

El cuerpo del hombre, de 37 años, fue encontrado en la localidad bonaerense de Villa Lía, en San Antonio de Areco. El detenido, de 20, apodado Loco, confesó la autoría del crimen.

El cadáver carbonizado del esposo de una mujer policía fue hallado en un descampado, en la localidad bonaerense de Villa Lía, en el partido de San Antonio de Areco, y por el asesinato los investigadores detuvieron a uno de sus compañeros de trabajo, quien confesó el crimen. Se cree que el sospechoso habría matado a la víctima de un disparo, para luego prender fuego el cuerpo, aunque hasta el momento se desconocen los motivos del homicidio.


Los voceros del departamento judicial de Mercedes revelaron a cronica.com.ar que la víctima fatal fue identificada como Gustavo Ojeda, de 37 años.



De acuerdo a lo manifestado por los informantes, al cabo de un intenso rastrillaje, el lunes a la noche los pesquisas de la Estación de Policía Comunal (E.P.C.) de Carmen de Areco localizaron el cuerpo sin vida y carbonizado de Ojeda, el cual fue hallado al costado de un camino rural, a la altura del kilómetro 111 de la ruta 9, en Villa Lía.


Momentos antes, dichos uniformados habían arrestado a un sujeto, de 20 años, apodado Loco, a quien encontraron en un haras denominado Ojos Verdes. El sujeto confesó haber sido autor del crimen. En tal sentido, el sospechoso dijo que asesinó a Ojeda de un disparo y que, posteriormente, arrojó el arma de fuego a las aguas del río Areco, en el paraje Castex.


Trascendió que ambos hombres eran compañeros de tareas y que se desempeñaban en labores relacionadas a la herrería de caballos.


Ojeda vivía en pareja con la oficial Lucrecia Zapata, de 31 años y destinada en el Comando de Prevención Rural (C.P.R.) de San Andrés de Giles, quien el domingo pasado había denunciado que no lograba contactarse con su marido, que había salido, del domicilio familiar, en un VW Gol Trend blanco de tres puertas y con dominio AB344VB, para llevar a un compañero de trabajo hasta la zona de Villa Lía. A raíz de tal motivo, se abrió un expediente por "Averiguación de paradero".


Gracias a los operativos, el coche fue hallado abandonado, sin las llaves y con las puertas abiertas, en calle Echeverría, entre Corrientes y Mendoza, en Villa Lía.


Autoridades de la Superintendencia de Seguridad de la Región Interior Norte Uno se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.


Intervino en la causa, que ahora fue recaratulada "Homicidio", la Unidad Funcional N° 6 de los tribunales de Mercedes, cuyas autoridades resolvieron convocar a los integrantes de la Policía Científica para la realización de diligencias en el escenario del hallazgo del cuerpo del hombre calcinado y en el vehículo secuestrado. En el VW Gol Trend, los peritos habrían detectado manchas de sangre.