Asesinó a su esposa y luego llamó por teléfono a la Policía: "Me entrego, estrangulé a mi mujer"

El femicidio se produjo en el oeste de la provincia de Buenos Aires. La víctima tenía 31 años y era madre de cuatro pequeños chicos.

Una mujer de 31 años fue estrangulada el miércoles en su vivienda por su esposo, quien luego resolvió entregarse detenido ante los funcionarios policiales. El femicidio se registró en la localidad bonaerense de General O´Brien, en el partido de Bragado, y la víctima del crimen era madre de cuatro pequeños niños.


Los voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que la mujer que perdió la vida fue identificada en forma oficial como A.A.Y. De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el hecho se descubrió en horas de la tarde, cuando un individuo de 41 años avisó telefónicamente a la subcomisaría de esa zona y sostuvo que, momentos antes, había asesinado a su pareja.


El episodio, según se consignó, ocurrió dentro de la finca familiar situada en Almirante Brown y Santa Fe. A raíz de lo señalado por el sujeto, los efectivos policiales arribaron rápidamente al mencionado domicilio, oportunidad en la que localizaron el cuerpo sin vida de la mujer. Trascendió que el cadáver yacía boca arriba en una de las habitaciones.

"Me entrego, estrangulé a mi mujer", les afirmó el hombre a los uniformados, aunque esa confesión carece por completo de validez legal. Versiones aportadas por los vecinos del lugar aseguran que el sujeto y la mujer estaban actualmente separados, aunque residían en la misma vivienda.


Intervino en la causa, que preventivamente fue caratulada “Homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género”, el doctor Lisandro Emanuel Massón, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 4, quien resolvió convocar, de inmediato, a los integrantes de la Policía Científica para la realización de diversas diligencias en el escenario del asesinato.


Gracias a las mencionadas pericias, se logró determinar que la víctima presentaba marcas en la región del cuello, las cuales eran compatibles con una acción de estrangulamiento que se habría consumado mediante la utilización de un lazo o bien de un cordón o soga. Este objeto que habría sido usado en el asesinato no fue incautado por las autoridades.


Mientras tanto, los servidores públicos destinados en la Estación de Policía Comunal (E.P.C) se ocupan de investigar cuáles fueron los motivos que impulsaron al sujeto a matar a su pareja, estimándose que el femicidio habría ocurrido al cabo de una violenta discusión.