Arroyo: "La lucha contra el hambre se convirtió en tema central frente a la pandemia"

El ministro de Desarrollo Social dijo que "en la Argentina aumentó la pobreza por ingresos, hay dificultades muy serias" por la pandemia.


El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, aseguró hoy que "la lucha contra el hambre se convirtió en tema central de las políticas sociales" del Gobierno nacional frente a la pandemia de coronavirus.


Lo dijo al participar de un encuentro sobre "Diálogo entre Europa y América Latina: fortalezas y desafíos en la lucha contra el hambre en el contexto de la pandemia".


Arroyo sostuvo que "seguimos las experiencias de distintos países, queremos comprender y aprender en un contexto donde la lucha contra el hambre es un tema central".


"En la Argentina aumentó la pobreza por ingresos, hay dificultades muy serias. Sacamos tres aprendizajes claros en la relación con los actores: el rol de la escuela y el sistema educativo, la red social formada por las organizaciones sociales, las iglesias y el sector privado que tiene la Argentina más allá del Estado y el desarrollo local", aseveró el ministro.


No obstante, Arroyo consideró: "Creemos que es tiempo de construir otros paradigmas, otras políticas, ideas y modelos de intervención de la política social. La pandemia es un tiempo para sostener situaciones, pero viene un tiempo para transformar”.


Arroyo realizó un diagnóstico de la situación actual y dijo que la Argentina "se reconstruye de abajo hacia arriba. Además, creemos que hay que instalar en América Latina el debate sobre cierta universalidad, un ingreso de base para gran parte de la población con dificultades laborales".


En ese marco, el ministro enumeró las acciones que ha tomado el gobierno nacional durante la pandemia en la lucha contra el hambre y precisó que "la primera es la asistencia alimentaria", al destacar: "Generamos una tarjeta para las madres con chicos hasta 14 años", con el que se llegó a 4 millones de chicos.


"Llegamos a cuatro millones de chicos. Es una tarjeta que tiene como objetivo la compra de alimentos. Hemos logrado una cobertura amplia, aunque tenemos problemas con la calidad nutricional", aseveró el ministro.


En ese sentido, Arroyo agregó que "la segunda política tiene que ver con la economía social y con la producción de alimentos", al señalar que el gobierno generó "un sistema de crédito no bancario a tasa del 3% anual. El objetivo es capitalizar con máquinas, herramientas e insumos a los pequeños productores".


El funcionario destacó asimismo la creación de 400 pequeños mercados de cercanía, para que los productores vendan de manera directa, a la par que se armó una canasta de 28 productos básicos.


Dentro de las medidas enfocadas en la economía popular, el ministro resaltó el sistema de certificación de calidad para que los productores tengan ventajas impositivas y puedan colocar sus productos.


"Fijamos cinco sectores productivos como los que van a dinamizar el trabajo de mano de obra intensiva: la construcción, el textil, la economía del cuidado, el reciclado y la producción de alimentos, con lo cual para nosotros también es un eje central en la reconstrucción del trabajo", puntualizó el ministro.


Por último, Arroyo se refirió al programa Potenciar Trabajo y puso de relieve que "un millón de personas arranca cobrando el 50% del salario mínimo, puede trabajar en el sector privado y se les completa el salario mínimo. Se capitaliza con máquinas y herramientas por desarrollar su propia actividad o completar sus estudios".


El encuentro "Diálogo entre Europa y América Latina: fortalezas y desafíos en la lucha contra el hambre en el contexto de la pandemia" busca promover intercambios sobre la seguridad alimentaria.


La convocatoria estuvo orientada a dialogar acerca de las fortalezas y desafíos en la lucha contra el hambre en el contexto de la pandemia en América Latina y Europa, del cual participaron representantes de ambos continentes, organizado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y el Programa de la Unión Europea Eurosocial+.


La actividad tuvo como objetivo reflexionar y analizar los resultados de las experiencias vividas por los países invitados, sobre las iniciativas para combatir el hambre, en el ámbito de la seguridad alimentaria y en el contexto de la pandemia mundial del coronavirus.


Participaron además de Arroyo, la jefa de unidad, DG Empleo, Comisión Europea, Emma Toledano Laredo; la viceministra de Agricultura de Cuba, Maury Hechevarría Bermúdez; el ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social de Costa Rica, Juan Bermúdez Madriz; y Marcia Lopes, experta de Eurosocial+ y ex ministra brasileña de Desarrollo Social y Lucha contra el Hambre.


Estos diálogos se enmarcan en el Plan Nacional Argentina Contra el Hambre, a través de actividades de asistencia técnica e intercambio con experiencias internacionales de América Latina y Europa que permitan fortalecer la implementación del Plan, mejorar el componente de producción y comercialización de alimentos y diseñar adaptaciones del componente a la realidad de la post pandemia.