Ante el aumento de casos, Buenos Aires suspende actividades de 02:00 a 06:00, y limita reuniones

Bianco afirmó que la provincia trabaja con los 135 intendentes bonaerenses "para reforzar controles y que los comercios y bares no estén abiertos".


Ante el aumento "casi explosivo" de casos en la provincia de Buenos Aires, el Gobierno bonaerense anunció hoy la puesta en marcha de una serie de medidas a partir de mañana, entre ellas la suspensión de actividades recreativas y comerciales entre las 2 y las 6 de la mañana en 110 distritos que se encuentran en fase 4, y la limitación a un máximo de 10 personas para reuniones familiares y sociales.


Así lo anunció el jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, en una conferencia de prensa que brindó en la Casa de Gobierno provincial, junto al ministro de Salud, Daniel Gollan.


En ese marco, Bianco precisó que desde mañana se limitarán hasta 10 personas las reuniones familiares, sociales y recreativas dado que en ese tipo de encuentros es donde "se relajan los cuidados" para evitar contagios.


Tal como la provincia había hecho en el mes de enero, ante el incremento de casos, Bianco anunció que nuevamente -ante lo que definió como la llegada segunda ola de coronavirus- se publicará mañana una resolución que "suspende actividades recreativas, comerciales, artísticas, deportivas, culturales y sociales entre 2 y 6 de la mañana, como fue a comienzo de la temporada estival".


Quedarán exentas de esa restricción las actividades esenciales, así como las de carácter productivo, agropecuario y manufacturero.


Según destacó Bianco, la provincia trabaja con los 135 intendentes bonaerenses "para reforzar controles y que los comercios y bares no estén abiertos" en los horarios prohibidos.


Además, advirtió que, de continuar el aumento de casos, la provincia deberá restablecer la fase 3 con restricciones a la circulación adicionales a las anunciadas hoy, y subrayó que esas eventuales restricciones que se estudian- que no se adoptarán en lo inmediato- "son las que se llevan en espacios cerrados con aglomeración de personas".


Así, el jefe de Gabinete indicó que se analizará "no sólo el impacto sanitario, sino el económico" porque "hay prioridades", y remarcó que "la vida y la salud siempre están por encima de cualquier otra consideración".


"Empezó la segunda ola. Tenemos que seguir privilegiando la salud de los bonaerenses. Estamos recibiendo muchas vacunas y estamos cerca de llegar a ese primer hito de vacunar a 2.5 millones de personas más expuestas al virus de mayor riesgo", dijo.


Luego destacó que el "altísimo nivel de reservas por Semana Santa", por los feriados del próximo fin de semana, "alegra pero preocupa muchísimo" al Gobierno ya que "la mayor circulación de personas lleva el virus de un lugar a otro" y apeló a la "responsabilidad individual y colectiva para reforzar los cuidados" ya que "se debe evitar una mayor cantidad de contagios".


En ese sentido, pidió a los turistas reforzar el uso del barbijo, mantener distanciamiento social, asistir a espacios al aire libre o con ventilación cruzada, cumplir los diferentes protocolos, y mantenerse en la burbuja familiar, de amigos o de pareja.


"Estamos absolutamente ocupados en esta situación no sólo con recomendaciones o medidas puntuales sino fundamentalmente avanzando a todo vapor con el plan de vacunas más grande de la historia de la provincia", señaló Bianco y pidió "ayuda, colaboración y responsabilidad colectiva".


"Con gran solidaridad y esfuerzo de todos, el año pasado evitamos el colapso sanitario, miles de enfermedad y muerte. Tenemos que repetir esa épica de cuidarnos entre todos", concluyó.


En el mismo tono, Gollan puso de relieve la "enorme preocupación de todo el Gobierno por la dimensión casi explosiva que está teniendo la confirmación de nuevos casos" y dijo que "se pone en serio riesgo la capacidad de respuesta del sistema sanitario no sólo en cuanto a internación, sino por la velocidad que se requiere para atender, trasladar y derivar gente".


"Hay un aumento fuerte de los casos, que empieza a impactar en le sistema. Puede entrar en crisis el sistema de diagnóstico y seguimiento de casos", dijo y gráfico que en las últimas 3 semanas, se registraron "subidas explosivas" de contagio con un aumento del 215% el domingo.


"Si esto sigue en esta progresión, se puede poner en jaque todo el sistema sanitario del país, aun con todo el esfuerzo que hicimos para ampliar la capacidad de camas, testeos y respuestas", advirtió.


De esa manera, pidió "un altísimo compromiso a la ciudadanía para cumplir protocolos" y remarcó que "cuidar lo que tenemos depende de todos nosotros: si no cumplimos estrictamente con los cuidados, no podremos mantener las actividades que habíamos logrado abrir".


Expuso además que "el escenario es complicado", que la curva de personas que se comunican a la línea 148 y que concurre a los centros de salud por síntomas compatibles con Covid desde el 22 de marzo "es ascendente y explosiva, casi vertical".


Contó que si bien queda un 39% de camas libres de terapia intensiva en el AMBA y un 41% en el interior, "hace tres semanas había 570 pacientes internados por coronavirus en el conurbano y ahora son 670".


"Es muy preocupante porque la cantidad de casos empieza a impactar en la demanda de camas de terapia. Todavía tenemos esta capacidad de respuesta, pero esto se puede volatilizar si no tomamos conciencia", explicó.


Para Gollán, hubiera sido "deseable" que el comienzo de la segunda ola fuera "en un o dos meses, para tener vacunado a un gran porcentaje del grupo de riesgo"; dijo que no servirá acelerar la vacunación si no se extreman los cuidados y remarcó: "Es un llamado casi desesperado a la conciencia".


En ese contexto, celebró que el plan de vacunación avance aceleradamente en la provincia, pero recalcó: "Está en nosotros lograr que este invierno sea diferente y que la mortalidad baje".


"Pedimos a la ciudadanía que redoble los esfuerzos en esta etapa final. Si hacemos las cosas bien, éste podría ser el camino hacia la etapa final; está en nuestras manos", finalizó.