"Ahora va a descansar en paz y le volverán a crecer las alas"

La mujer se mostró emocionada y "satisfecha" por el fallo y aseguró que su hija "volará bien alto". Por su parte, el padre de la víctima sostuvo que "hay mucha gente que no entró en este juicio y que tiene que entrar".


La madre de Aracelli Fulles, por cuyo femicidio tres hombres fueron condenados este jueves a prisión perpetua, aseguró que su hija "ahora va a descansar en paz" y que, con este fallo, le volverán a crecer "las alas" y "volará bien alto".


"Fue una lucha muy dolorosa, porque te sacan la vida. Y tenés que sacar fuerzas de donde sea, para que ella pueda descansar en paz y no pase nunca más", expresó a la prensa Mónica Ferreyra, en la puerta de los tribunales de San Martín, donde minutos antes habían dado a conocer el veredicto del juicio por el femicidio de su hija.


Con la voz entrecortada por el llanto, la mujer se mostró emocionada y satisfecha por el fallo: "Sé que a mi hija no la voy a sacar más del nicho, no la voy a tener más conmigo. Pero ella ahora va a descansar en paz. Le van a volver a crecer las alas y volará bien alto."


Mónica, quien durante la audiencia permaneció sentada en la primera fila del público y aplaudió cada una de las condenas, recordó que ella ha "acompañado a otros familiares de víctimas" y "viajado a otras provincias", que es lo que ella siempre pide a la gente, que acompañe a estar personas "por más que no les haya pasado a ellos."


"Fue un camino muy duro. Recordarla cada segundo, cada minuto. Besar su foto todos los días antes de desayunar. Eso lo voy a seguir haciendo todos los días", indicó la mujer.


También se refirió a los ahora condenados, que pidieron no estar presentes en el recinto al momento de la lectura: "Todo hombre que mata a una mujer es un cobarde. Así que actuaron como lo que son: cobardes".


Por su parte, Ricardo Fulles, padre de Araceli, dijo a Télam que sentía "alegría" por haber logrado "parte de las verdades" y "empezar a creer en la Justicia".


"Me hubiera gustado verles las caras. Porque fueron tan hábiles para declarar, tan cínicos, tan mentirosos, todo el desastre que hicieron con el cuerpo de Araceli…", se lamentó el hombre respecto de la ausencia de los condenados en la audiencia.


"Hay mucha gente que en este juicio no entró y que tiene que entrar", añadió sobre el devenir de la causa.