Acto: el Borda recordó el noveno aniversario de la brutal represión dentro del hospital

El 26 de abril de 2013, la Policía Metropolitana irrumpió violentamente en las instalaciones del Hospital Borda con el objetivo de demoler los Talleres Protegidos.


Distintas organizaciones vinculadas a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) realizaron este martes un acto con motivo de cumplirse nueve años de la represión ejercida por la Policía de la Ciudad de Buenos Aires contra pacientes, trabajadores, legisladores y periodistas en el Hospital Borda.


"2013-2022, a nueve años de la represión en el Borda, seguimos exigiendo justicia", fue la consigna de la convocatoria que se hizo desde las 10 en la sede de ese centro de salud porteño, ubicado en la calle Ramón Carrillo 375 del barrio de Constitución.


Las organizaciones recordaron en un comunicado que "se cumple un nuevo aniversario de aquella represión policial dentro del hospital que dejó más de 50 heridos entre trabajadores, pacientes, periodistas y legisladores de la Ciudad", y señalaron que se trató del día "en que nos arrebataron el Taller 19".



En el acto tocaron bandas en vivo, hubo una olla popular y un festival con arte y música, y las actividades fueron organizadas por los trabajadores del Borda, Moyano, Tobar García, Alvear, Talleres Protegidos y ATE.


"Seguimos reclamando que paguen los responsables políticos de aquella represión: (María Eugenia) Vidal, (Horacio) Rodríguez Larreta y (Mauricio) Macri. El recupero de las vacantes para trabajadores y pacientes; paritarias y salarios dignos y condiciones de trabajo dignos para atender a nuestros pacientes", manifestaron los trabajadores.




El 26 de abril de 2013, la Policía Metropolitana irrumpió violentamente en las instalaciones del Hospital Borda con el objetivo de demoler los Talleres Protegidos.


La orden fue dada por la gestión del entonces jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri y su vicejefa, María Eugenia Vidal, quienes tenían la intención de instalar allí un centro cívico para que funcionen dependencias gubernamentales.


Pacientes psiquiátricos, trabajadores, legisladores, militantes, vecinos y comunicadores que se acercaron al hospital en esa oportunidad fueron víctimas de esa represión, que incluyó golpes y gases lacrimógenos.


Gabriela Sánchez, trabajadora y delegada de ATE Capital en el Borda, recordó en declaraciones a radio Gráfica que "aquella mañana, arremetieron con todo por el lado de atrás con topadoras y muchísima policía. No nos dejaban entrar al taller y luego, cuando los trabajadores quisieron ver cómo entraban las topadoras, comenzó una terrible represión, nunca antes vista adentro de un hospital" y manifestó que "fue una experiencia terrible y muy traumática".




El acto, que contó con la participación de unos 200 asistentes, tuvo como puntos centrales el pedido de castigo a los responsables de la represión, la defensa de la salud pública, la reivindicación de la labor diaria de sus trabajadores y el reclamo de reconstrucción del Taller Protegido Intrahospitalario 19 en el lugar donde estaba.


"Hoy los hospitales de salud mental siguen abiertos gracias a que lo sostienen los trabajadores y trabajadoras de salud, gracias a su esfuerzo cotidiano y a la resistencia que arrancó ese 26 de abril de 2013, afirmó el delegado de Talleres Protegidos, Gustavo Fernández Ferro y sostuvo que se trata de "una fecha que debemos recordar porque es la prueba más cruda de lo que significa la salud pública para el neoliberalismo".



Por su parte, las Juntas Internas de ATE en los hospitales Borda, Moyano, Alvear, Tobar García y Talleres Protegidos señalaron en un comunicado que "estamos orgullosos y orgullosas, porque si bien el costo que pagamos fue alto y el taller ya no está, sin esa lucha, sin enfrentar cara a cara a la policía ese 26 de abril, hoy no tendríamos el hospital Borda abierto, de pie".